• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Paralizaron la Ruta Escolar y cerraron accesos a El Hatillo

A los empleados de Fundhainfa y el IAGA se unieron las comunidades de Tusmare y Caicaguana

A los empleados de Fundhainfa y el IAGA se unieron las comunidades de Tusmare y Caicaguana

Los trabajadores exigen el pago del aumento salarial decretado por la Presidencia de la República en mayo pasado. El Gobierno nacional no ha transferido recursos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las avenidas Intercomunal, Seminario y el Alto Hatillo colapsaron ayer debido a una protesta de trabajadores de la Fundación Hatillana de Atención a la Infancia y a la Familia y del Instituto Autónomo de Gestión Ambiental del Municipio, ambos adscritos a la alcaldía.

Los empleados reclamaban que se hiciera efectivo el pago del aumento salarial decretado por la Presidencia de la República en mayo pasado, y la cancelación del retroactivo correspondiente.

La manifestación, encabezada por los conductores de la Ruta Social y la Ruta Escolar de Fundhainfa, empezó a las 7:30 am, cuando los empleados impidieron el tránsito por la avenida principal de La Lagunita y luego se trasladaron hasta la calle El Progreso, lo que ocasionó que todas las rutas de entrada y salida de la entidad quedasen cerradas.

Ricardo Colmenares, conductor de la Ruta Social, explicó que su jornada de trabajo empieza a las 6:00 am y termina a las 6:30 pm: “Trabajamos doble turno, con todos los cuidados que implica trasladar niños, y nadie nos quiere reconocer esas horas. Queremos que nos paguen lo que nos corresponde”.

Los trabajadores exigían la presencia de la alcaldesa Myriam Do’Nascimento. A las 4:00 pm la funcionaria aún no había hecho acto de presencia. Sin embargo, en una nota de prensa indicó que no se había realizado el pago porque la Oficina Nacional de Presupuesto no les había transferido la cantidad de 7.775.479,02 bolívares para el pago de sueldos y salarios.

Las rutas social y escolar estuvieron paralizadas ayer. Colmenares advirtió que hasta que la alcaldesa no les dé la cara, los servicios permanecerán detenidos y la protesta continuará.

Diana D’Agostino, presidenta de la fundación, dijo que la deuda pone en juego la educación de 2.500 niños de escuelas municipales, estadales y nacionales que se benefician con la ruta escolar. “Hay alrededor de 50 empleados manifestando, a quienes se han unido representantes de los consejos comunales de Tusmare y Caicaguana, molestos porque hoy no recibieron el servicio de las rutas. De continuar mañana, la comunidad de Corralito ha dicho que también se unirá a la protesta”, afirmó.