• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Paralizados planes para mudar planta de transferencia de Las Mayas

Por segunda vez en cuatro meses, la Asamblea Nacional aprobó recursos para la reorganización del sector

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para los empleados de la planta de transferencia de residuos sólidos en Las Mayas, la posibilidad de una mudanza luce lejana, pese a los 363,8 millones de bolívares aprobados el martes por la Asamblea Nacional para el plan de reordenamiento urbano del sector, y a los 74.930.776,30 bolívares que hace 4 meses se solicitaron, vía crédito adicional para que el Ministerio del Ambiente reubicara esas instalaciones.

“Se suponía que la mudanza se haría a La Cortada del Guayabo, en Hoyo de la Puerta, pero los vecinos de la zona no están de acuerdo, así que por ahora no se ha hablado más de eso”, explicó un empleado de Supra Caracas que prefirió el anonimato.

La salida de la planta de transferencia de Las Mayas supone la adición de un terreno de 15.840 metros cuadrados para los conjuntos residenciales que adelanta el Gobierno en Fuerte Tiuna y Turmerito.

El plan de reordenamiento se ejecuta en un terreno de 17,5 hectáreas. La primera etapa incluye la construcción de 16 edificios que sumarán 288 viviendas, que deben ser entregadas en junio de 2013. La segunda, que se edifiquen 19 inmuebles, en los que habrá 342 apartamentos, que se entregarán en julio de 2013.

El total del proyecto debe ser desarrollado en 6 etapas, en un período aproximado de 3 años. Los recursos aprobados por la AN son para la construcción de las 2 primeras etapas y beneficiarán a 1.552 familias.

Ayer, Jacqueline Faría, jefa de Gobierno del Distrito Capital, dijo a VTV que como parte de los desarrollos en Las Mayas, se han otorgado 175 viviendas en Santa Eduvigis y se espera entregar 350 próximamente: “El proyecto implica en esta primera fase una construcción de más de 600 viviendas. También está Turmerito, donde se han entregado más de 300 apartamentos para familias de refugios”.

Exceso de basura

Frente a la planta de transferencia de desechos de Las Mayas permanecen estacionados cuatro contenedores de gandolas en desuso. Están así desde hace varios meses, explican los trabajadores de la planta. Su inutilidad, así como la de varios camiones para trasladar los desperdicios de Las Mayas hasta La Bonanza han originado que la acumulación de basura en el lugar sea excesiva.

Zulay Rodríguez, quien tiene un comercio localizado frente a la planta de transferencia, asegura que en los 25 años que tiene trabajando allí nunca había visto el montículo de desechos tan alto: “Dicen que es por la temporada, porque a fin de año sale mucha basura”.

Los trabajadores de la planta de transferencia explicaron que el motivo de la acumulación de desechos son las fallas en los camiones que llevan la basura de Las Mayas a La Bonanza. Un empleado dijo que hace pocos meses compraron entre 50 y 60 camiones de ese tipo, “pero la mayoría está dañado porque vinieron con problemas en el embrague y el motor”.

Desechos se acumulan

Trabajadores de Supra Caracas denunciaron que la empresa no les ha entregado el equipo de seguridad necesario ni el litro de leche diario que necesitan para amainar el efecto de los gases en los pulmones.

La planta de transferencia de Las Mayas debe ser un lugar de paso para los desperdicios. “Los desechos no deben permanecer más de 24 horas allí antes de ser trasladados al sitio de deposición final y esta debe ser una operación muy rápida”, explicó Vladimir Valera, director de Ecoeficiencia y Producción más Limpia de la ONG ambientalista Vitalis.

Valera coincide en que en Las Mayas se observa una excesiva acumulación de basura cuya descomposición puede generar problemas ambientales, debido a los olores tan fuertes, producción de lixiviados que contaminan los suelos, generación de gases y proliferación de vectores que causan enfermedades, como insectos y moscas.

A trabajadores y ambientalistas les preocupa que se aproximen los meses de noviembre y diciembre, en los que la producción de desperdicios suele duplicarse.