• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Pacientes del Periférico de Coche manifestaron para pedir fecha de operación

Pacientes en camillas encabezaron la protesta del Periférico de Coche | Foto: Alex Delgado

Pacientes en camillas encabezaron la protesta del Periférico de Coche | Foto: Alex Delgado

Un grupo de médicos se sumó a la protesta para exigir insumos y denunciar la falta de equipos  y materiales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El tránsito colapsó en la avenida Intercomunal Valle-Coche ayer, a las 6:30 am. Los pacientes del hospital Periférico de Coche impidieron el paso de vehículos para exigir que les informen cuándo serán operados y para protestar por la falta de suministros. La manifestación se prolongó por tres horas.
La protesta, al igual que la realizada por un grupo de hospitalizados y médicos de ese centro de salud en febrero, tuvo como protagonistas a los pacientes en camillas, muletas y sillas de ruedas, que alzaron sus voces y mostraron afiches y pancartas que resumían las peticiones. “Maduro vuelve al Hospital de Coche, cero emisarios”, era uno de los mensajes que se leía en retazos de tela y de cartulina.

Richard López fue uno de los pacientes que manifestó a las afueras del centro asistencial para rechazar la falta de respuesta gubernamental. Ya tiene cinco meses hospitalizado y aún desconoce cuándo será operado, pues debe esperar que lleguen los insumos necesarios. “Me tienen que operar la pierna derecha porque recibí un balazo y no saben decirme cuándo será. He tenido que comprar hasta gasas, alcohol y algodón porque aquí no hay”.

Intervención agudizó crisis. Algunos médicos consultados aseguraron que desde que el Periférico de Coche fue intervenido, el 11 de marzo, la crisis en ese centro de salud se agudizó. En la actualidad, 25 pacientes hospitalizados esperan -en condiciones precarias- por una operación. Giovanni Provenza, residente del área de Traumatología, explicó que se tuvo que improvisar una sala de hospitalización y de traumatología en la planta baja, pues no han terminado las reparaciones en el piso 4.

La denuncia del especialista coincide con la situación del hospital. Doimer Gómez es uno de los pacientes que tuvo que ser ubicado en un cubículo provisional, en un pasillo de ese centro de salud, pues la sala de traumatología temporal sólo tiene 10 camillas y todas están ocupadas.

La manifestación de ayer, que originó momentos de tensión cuando enfermeros y médicos gritaron consignas para sacar de las instalaciones a funcionarios del Dibise, es la segunda protesta por falta de materiales y equipos que se realiza en menos de una semana. El jueves 27 de junio, pacientes y médicos del Hospital Vargas también protestaron para exigir apoyo del Estado.

En la manifestación hizo acto de presencia el director de Hospitales de Distrito Capital, Francisco Hernández, quien dijo que el Gobierno trabaja para solucionar algunas fallas que se han registrado en ese centro de salud y para realizar mesas técnicas con autoridades de la dirección regional del Ministerio de Salud, sindicatos y trabajadores. “En este hospital comenzamos a tener más afluencia de pacientes porque las personas han entendido que aquí sí se solucionan los casos que nos llegan”, afirmó.

Falla general. La falta de suministros básicos para la atención a pacientes en Caracas no es exclusiva de los hospitales Vargas y Periférico de Coche. Marianela Betancourt, dirigente del Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos del Sector Salud, afirmó que la crisis es más grave en los hospitales José Gregorio Hernández de Los Magallanes de Catia, Jesús Yerena de Lídice y la Maternidad Concepción Palacios, donde  las parturientas deben subir por las escaleras debido a que  los ascensores no sirven.

“Tenemos reportes de fallas en 31 centros en Caracas que están en crisis por la falta todo tipo de materiales. En esa lista están incluidos varios ambulatorios dependientes del Ministerio de Salud, en los que no hay ni vacunas. Las que llegaron estaban vencidas y no traerán más sino hasta septiembre”, informó.

En Los Magallanes de Catia no hay mascarillas para nebulización y en el Hospital Universitario de Caracas las reciclan porque las que tienen son insuficientes. En ese nosocomio no practican estudios de rayos X porque el aparato está dañado. El Periférico de Catia también entra en la lista por la falla del aparato para los ecocardiogramas y por la falta de la terapia intensiva porque no hay médicos.

En el Hospital de Niños J. M. de Los Ríos no hay la solución usada para el tratamiento de los pacientes diabéticos. Tampoco hay catéteres y las mantas térmicas para terapia intensiva son pocas.

El pediatra Manuel Parra, presidente de la sociedad médica del hospital de Lídice, señala que la crisis en los nosocomios tiene varios meses.
“Lo que ocurra en cualquier hospital es una reacción en cadena para todos los demás porque no tenemos equipos ni suministros. Aquí en Lídice, a las inyectadoras se les queda la solución en el émbolo. Este hospital tiene varios meses sin recursos”, expresó.

Antonio Orlando, miembro de la junta directiva de la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos, de Laboratorios y Afines, señaló que la escasez de suministros hospitalarios se debe a la falta de divisas para la adquisición en el exterior.

“El Gobierno aún no ha respondido a los reclamos sobre la falta de divisas. Del total de la deuda que mantienen con los importadores de equipos sólo se ha pagado 5%. A los farmacéuticos les han cancelado apenas 20%”, aseguró.

Sólo promesas Las dos protestas efectuadas por pacientes del Vargas y del Periférico de Coche demuestran que la promesa hecha el pasado 11 de marzo, durante la intervención del hospital de Coche por el entonces presidente encargado Nicolás Maduro, no ha cristalizado. “Este año 2013 tenemos que poner 'pepitos' todos los hospitales de este país de punta a punta, ese es el compromiso de Hugo Chávez”, dijo el mandatario.

El pasado 10 de junio, la ministra de Salud, Isabel Iturria, aseguró que se agilizaría la entrega de divisas para la producción de medicamentos y suministros médicos; sin embargo, persisten las denuncias por las fallas en esos rubros.