• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

PNB emboscó a vecinos de El Cafetal por tres frentes

Los policía dispararon bombas lacrimógenas y perdigones contra los manifestantes y hacia los edificios. Al mediodía se reinstalaron las barricadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aún estaba saliendo el Sol cuando un contingente de la Policía Nacional Bolivariana llegó  a la urbanización El Cafetal, en el este de Caracas. “Nos emboscaron por tres frentes: Santa Marta, San Luís y Caurimare”, contó Josefina Santangelo, vecina de la zona. Dijo que pasadas las 4:00 am se oyó cómo los funcionarios removían las barricadas, que desde hace varias semanas tienen bloqueadas las calles del sector a modo de protesta.

Irene Salazar describe la intervención de los policías nacionales: Empezó sigilosa, llegaron en camionetas y luego continuaron a pie. Cerca de la intercepción entre Caurimare y el bulevar de El Cafetal algunos vecinos pudieron mediar con los policías, sin embargo en San Luís y la avenida principal de Caurimare fue otro el escenario.

Residentes de San Luis narraron que todo comenzó cuando los policía tomaron por sorpresa un campamento de estudiantes instalado en Caurimare: “Allí había muchachas. Les echaron paralyzer en la cara y les decían que las iban a violar; se llevaron a seis”, relató una vecina.

Otro joven de la urbanización, que tuvo que esconderse en un edificio al que atacaron con bombas lacrimógenas y perdigones, dijo que la represión se  intensificó cuando los funcionarios se percataron de que estaba bajando la gente de los edificios.

Aseguró que a las 6:00 am ya tenían tomado El Cafetal y que la batalla campal se prolongó hasta después del mediodía. “El resto fue como una cacería de brujas, motos iban y venían para ver a quién se llevaban preso”, agregó otra muchacha.

Un grupo de hombres en Caurimare aseguró que también hubo disparos de bala y denunciaron que había personas haciéndose pasar por prensa para tomarles fotos a la cara e identificarlos luego.

En el semáforo de Santa Sofía, otro acto del cuerpo de seguridad indignó a los vecinos. “Se estaban llevando a una personas detenidas, entre ellas había un menor de edad, como de 15 años. Una señora se acercó a la jaula pidiendo clemencia, fue entonces cuando un funcionario la tomó por el brazo y le roció la cara con gas”, dijo Lola Frebres Cordero.

Resistencia

Pasada la una de la tarde, cuando la policía ya se había retirado del bulevar de El Cafetal y Caurimare, los vecinos comenzaron a rearmar las barricadas. Afirmaron que en eso consistía la resistencia. Usaron guayas, alambres de púas y vidrios.

En las calles algunos carros intentaban sortear los obstáculos montándose en las aceras, mientras otras personas caminaban para salir del sector. A las 2:00 de la tarde una marcha que venía desde Altamira entró a Caurimare con banderas y pancartas, con la intensión de solidarizarse con los vecinos por lo sucedido.

A los manifestantes los seguía una caravana de carros y en los edificios sonó un cacerolazo. Al final de la tarde, varias personas, incluidos jóvenes, trancaron la autopista de Prados del Este.