• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

PNB intentó entrar al Conjunto Residencial Bello Monte

El comisario declaró que “dentro del jardín, se encontraban bombas molotov y artefactos sospechosos, que requerían ser decomisados | Cortesía

El comisario declaró que “dentro del jardín, se encontraban bombas molotov y artefactos sospechosos, que requerían ser decomisados | Cortesía

Vecinos, propietarios y representantes de la junta de condominio impidieron el acceso de los funcionarios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aproximadamente a las 4 de la tarde, funcionarios de la policía nacional y personas no identificadas, procedieron a intentar irrumpir en los edificios de las residencias del Conjunto Bello Monte por observar  en sus jardines objetos potenciales para realizar barricadas, tales como: cauchos, botellas y colchones.

Los agentes de seguridad estaban liderizados por el comisario I. Gonzalez (identificación visualizada en su uniforme), quien afirmaba tener autorización del presidente de la Junta de Condominio para remover los objetos.

El comisario declaró que “dentro del jardín, se encontraban bombas molotov y artefactos sospechosos, que requerían ser decomisados “.  Bajo esa premisa y con la carta en mano procedió a dar órdenes a sus compañeros para adentrarse en la propiedad privada.

Mientras intentaban entrar por la puerta principal, propietarios  impedían su paso y la secretaria de la junta de condominio, quien prefirió no ser identificada, abordó a los funcionarios y le explicó que “todas las decisiones de la junta de condominio tienen que estar firmadas por al menos tres integrantes del comité, por lo tanto esa carta no tenía ninguna validez”, afirmación que hizo retroceder a los funcionarios.De igual forma, los vecinos exigían que se mostrara una acta de allanamientos para realizar la inspección del edificio.

Luego de algunos minutos, tres personas con camisas rojas, entraron al jardín de la residencias por una fracturas existentes en la rejas y simultáneamente cuando  ellos tomaban fotos,  los vecinos se percataron y les exigieron el desalojo inmediato. Los policías que presenciaron lo sucedido, se mantuvieron como testigos sin realizar acción alguna.

Procedimientos parecidos fueron denunciados por ciudadanos a través de las redes sociales en sectores  del este del Distrito Capital, tales como: El Paraíso, Altamira y Chacao.