• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Opositores cruzaron caminos estrechos para marchar

Un canal fue obstaculizado en la autopista Valle-Coche por obras

Un canal fue obstaculizado en la autopista Valle-Coche por obras

Una falla en el subterráneo, reportada por usuarios, y varios canales de vías parcialmente cerrados por obras de pintura hicieron lento el trayecto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grito sacudió ayer, en la mañana, a los operadores de la estación Bellas Artes: “¡El Metro es de todos! ¡Puerta libre! ¡Igualdad!”. Las personas que se dirigieron a la marcha del candidato opositor a la Presidencia de la República, Henrique Capriles Radonski, no encontraron caminos fáciles en su recorrido.

Una falla de energía eléctrica en las líneas 1 y 3 del subterráneo fue reportada por los usuarios del sistema, a las 10:00 am, aproximadamente. “En Parque Carabobo se fue la luz en el andén. Estuvimos como 15 minutos esperando a que se reestableciera el servicio, que operó de forma muy lenta. No se notificó nada, la gente estaba confundida, muchos pensamos que se trataba de sabotaje por la marcha, pero como en el Metro son tan cotidianas las fallas…”, contó Deivis Salazar, pasajero.

Pese a los testimonios de usuarios y hasta fotografías que evidenciaron la falta de servicio eléctrico en algunas estaciones, la compañía Metro de Caracas señaló en su cuenta oficial de Twitter: “¡Sistema opera con total normalidad! No ha habido fallas de ningún tipo. Deja de mentir descaradamente @globovision. Sean éticos”.  

Sin embargo, Ludy Mejía, quien iba en un vagón de la Línea 1 a las 11:00 am, aproximadamente, contó que no pudo bajarse en su destino: “El tren siguió de largo, no se paró en las estaciones Chacao y Altamira. El motivo no fue explicado por los operadores. Tuve que hacer parada en Miranda”.

Unos minutos antes de ese incidente, una fotografía de la estación Ciudad Universitaria a oscuras circuló en las redes sociales. En la toma aparecían varias personas con la gorra tricolor y se colocaba una leyenda alusiva al apagón.

En las estaciones Chacao y Altamira, los operadores del Metro negaron cualquier acontecimiento irregular en el servicio. “No han sido cerradas estaciones. Todo funciona en completa calma y normalidad”, indicaron.

 

Vías estrechas. Otros caminos se hicieron angostos para circular por la capital. En las autopistas Gran Mariscal de Ayacucho y en la Valle-Coche, entre el Terminal de Oriente y el Hospital Pérez de León, se aglomeraron cuadrillas de obreros para pintar defensas. “Parecía un día de trabajo, aunque era domingo. Se estaba haciendo mantenimiento y eso generó trancas. No fue una hora adecuada para hacerlo”, comentó Joel Torres, quien se desplazó por la GMA.

El trayecto a la capital ya estaba destinado a la lentitud, pues en el túnel Los Ocumitos fue parcialmente obstaculizado un canal por la Guardia Nacional y más lejos, en la Autopista Regional del Centro, se formaba un embudo debido a las labores de mantenimiento.

Mejía, quien procedía de Nueva Casarapa en Guatire, en el estado Miranda, no halló en la parada de autobuses la cantidad habitual de unidades: “No había camionetas frente al centro comercial San Nicolás de Bari. Eso me pareció extraño, ya que usualmente se encuentran muchas, así sea domingo. Había largas colas, las personas que íbamos a Caracas, muchas identificadas como caprilistas, debimos tomar taxi y pagar por la carrera 170 bolívares. Otros optaron por pedir cola”.