• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Ocupantes de Corralito se niegan a retirarse

El Sector Corralito, en el Municipio El Hatillo /William Dumont

El Sector Corralito, en el Municipio El Hatillo /William Dumont

Vecinos de El Hatillo exigieron, por segundo día consecutivo, que se acate la sentencia del TSJ

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La carpa del Instituto Nacional de Tierras no sólo se mantiene en el sector Corralito del municipio El Hatillo, sino que los ocupantes comenzaron a desmalezar las adyacencias. “Estos terrenos nos pertenecen. El año pasado, cuando Juan Carlos Loyo (actual ministro de Agricultura y Tierras) era presidente del INTI, se ordenó recuperarlos para que nosotros pudiéramos convertirlos en productivos. Sin embargo, eso no se cumplió y ahora nos tienen amenazados. Quieren sacarnos, pero no lo lograrán porque estaremos en custodia”, subraya Epifanía Muro de León.

Muro es la madre de las hermanas León –acusadas de organizar invasiones en la jurisdicción–, y el jueves junto a un grupo de aproximadamente 30 personas, identificadas como milicianos y miembros del Frente Ezequiel Zamora, impidió el retiro del toldo del INTI que se mantiene en la entrada del sector desde septiembre de 2011, cuando el Gobierno dictó una medida de rescate de tierras.
Sólo unos agentes de la Policía de El Hatillo y dos funcionarios de seguridad del Instituto de Tierras acompañan desde hace dos noches a los tomistas que se redujeron ayer a menos de una veintena.

Bladimir Cabello, uno de los ocupantes ilegales, explicó que esa estructura representa su último bastión en el sector: “Nos quemaron nuestras casas, mataron a nuestros animales y desterraron de forma injusta. No dejaremos que el INTI se retire, pues ellos reconocieron que estas son nuestras tierras e iban a devolvérnoslas”.

 El bastión. El toldo del organismo se ha convertido en una amenaza para más de 300 propietarios de Corralito. Explican que desde que se instaló se sienten secuestrados dentro de sus hogares. “Hasta hace unos meses debíamos pedir permiso para pasar a nuestras casas, pues estábamos anotados en una lista que tenían funcionarios en la carpa del INTI. No podían entrar con amigos en el caso de organizar una fiesta. Tampoco se pueden traer materiales de construcción porque todo se chequea en la entrada del sitio”, aseguraron.

Los habitantes de Corralito evitan suministrar su identidad a la prensa por miedo a la exposición pública. “Los invasores nos reconocen y siempre intentan perjudicar a quienes declaran contra ellos. Por eso, hemos designado a voceros. Realmente, nos sentimos indefensos, pese a que el Estado debería brindarnos seguridad”, dijo un grupo de vecinos ayer.

Coinciden con los invasores en solicitar la presencia del Gobierno para mediar en la situación. Indican que los ocupantes se encuentran armados, aunque lo desmientan. “Somos dueños de estas parcelas y lo hemos probado en distintas oportunidades. Tenemos la cadena de titularidad que data del siglo XVI, los proyectos urbanísticos y agroproductivos, y una sentencia que nos da la razón. Inclusive, existe un proyecto del consejo comunal de la zona con fines tecnológicos y científicos”, dice Héctor Viso, vocero de los vecinos del sector.

En una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, emitida el 21 de mayo de este año, se ordena al Juzgado Superior Noveno en lo Civil, Mercantil, Tránsito y Bancario del Área Metropolitana de Caracas ejecutar la restitución de un lote de terrenos, pertenecientes a la empresa Roca Gas, en Corralito, que fue tomado por las hermanas León.

Sólo Loyo y Chávez. Los ocupantes de la carpa sostienen que no actúan de manera ilegal. “Esto le pertenece al pueblo. Desde que tengo uso de razón vivimos en este lugar. Sólo confiamos en el ministro Loyo y en el presidente Hugo Chávez, pues esa gente con su dinero puede comprar a otros funcionarios”, explicó Muro de León.

Los tomistas creen que tendrán una audiencia con el ministro Juan Carlos Loyo la próxima semana en su despacho. Indicaron que si el INTI se retira del lugar, entonces acudirán al Palacio de Miraflores para solicitar conversar con el Presidente.

 Aclaratoria

En la nota publicada ayer en la página 2 del cuerpo Ciudadanos de El Nacional, titulada “Hacienda Corralito fue ocupada por supuestos milicianos”, hubo una equivocación en el nombre del lugar. No se trata de la hacienda, sino del sector llamado Corralito del municipio El Hatillo.

Francisco Corrales, dueño de la hacienda Corralito, explica que su propiedad no se encuentra entre los predios ocupados el pasado jueves por el grupo de personas identificado como milicianos en El Hatillo. Ofrecemos disculpas por el error.