• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Ocupan edificios que deben ser demolidos

Denuncian que una de las cinco torres de Terrazas de La Vega, que debió ser derribada en marzo, fue tomada por familias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los edificios 9, 10, 11, 12 y 13 del sector III de Terrazas de La Vega hay cortinas, enseres al aire libre, una antena de Directv y algunas familias. Pese a la sentencia N-1714 dictada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia el pasado 14 de diciembre de 2012, que ordena la demolición de las infraestructuras por su situación de alto riesgo antes de marzo, supuestamente se produjeron dos nuevas ocupaciones.

"Desde hace un mes, aproximadamente, se han mudado familias a los apartamentos del bloque 10, que debieron ser desalojados. Dicen que son agentes de la Policía Nacional y que estarán de forma provisional, mientras consiguen un sitio donde vivir. Nosotros hemos notificado esto y hasta se había propuesto recoger firmas, pero no se ha podido concretar nada", indicó una vecina de la torre 8 del urbanismo.

Los edificios fueron afectados en 2010 por un deslave, provocado por el desbordamiento de la quebrada La Guacamaya. Una de las personas que está en el sector III, donde se ordenó la demolición, admite que se encuentra en el sitio supuestamente en calidad de inquilino. "Yo vivo alquilado. No tengo adonde ir y por eso estoy en uno de los apartamentos", aseguró.

Piden investigar. En Terrazas de La Vega tienen miedo de que la denuncia pueda ocasionarles conflictos, pero piden al Gobierno que investigue las nuevas ocupaciones. "Los cables de la electricidad de algunos edificios habitables fueron transferidos a los que mandaron a demoler. Quisiéramos que se terminara de desocupar ese sitio y averiguaran sobre las invasiones", indicó un vecino del edificio 7.

Los edificios del sector III fueron desalojados y muchas familias reubicadas en apartamentos de la Misión Vivienda Juan Vives Suriá, cerca del Cardiológico Infantil de Montalbán.

En la dirección de condominio del conjunto residencial, presidido por Marcos Bastidas, se indica que las viviendas del sector III no pueden ser ocupadas, ya que tienen una medida de desalojo y demolición. Niegan que haya ocupaciones.