• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Obreros intentaron invadir un edificio en El Encantado

Obreros y propietarios acordaron apoyarse mutuamente en las exigencias | Omar Véliz

Obreros y propietarios acordaron apoyarse mutuamente en las exigencias | Omar Véliz

Exigían el pago de salarios y de beneficios pendientes. La junta de condominio de las residencias Las Haciendas medió para evitar la toma de la torre 10

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuatro oficiales de seguridad resguardan las instalaciones del conjunto residencial Las Haciendas, en El Encantado, Macaracuay. El miércoles su número se hizo insignificante ante la presencia de alrededor de 100 trabajadores del sindicato de la construcción Sutil, que se unieron para respaldar a los 14 obreros contratados por la constructora Metro Urbe para completar la torre 10 de ese complejo, que exigían reivindicaciones salariales.

Ante la falta de respuesta de la constructora y de la Junta Interventora, amenazaron con invadir los apartamentos que aún no habían sido asignados a propietarios. Ese día, los representantes de la Junta de Condominio de las torres 9 y 10 mediaron con los empleados y se comprometieron a apoyarse mutuamente en sus demandas, a cambio de que cesaran la toma.

El acuerdo se materializó ayer. A las 7:00 am, obreros y vecinos cerraron los accesos a la urbanización El Encantado. Los primeros exigían el pago de los salarios, tickets de alimentación y del bono de útiles escolares; los segundos, la revisión de los servicios básicos del urbanismo, especialmente los vinculados a la electricidad y a la vialidad.

“Nos mudamos hace más de un año y el servicio eléctrico continúa siendo provisional. No tenemos electricidad residencial; en su lugar, la constructora hizo que temporalmente tomáramos la luz de los postes de la calle, pero cada vez hay más personas viviendo en los edificios y los apagones se han hecho una constante. Ni siquiera podemos poner a funcionar los ascensores”, afirmó Emma Oliveros, de la junta de condominio.

Reunión insatisfactoria. La presión de ambos grupos permitió que se hiciera una reunión ayer a la 1:30 pm, con los representantes de la Urbanizadora El Encantado y de la Junta Interventora.

Walter Cerrada, presidente de la Junta de Condominio de las Torres 9 y 10, explicó al finalizar la reunión que el resultado no fue el esperado: “La urbanizadora es la responsable del conflicto. Gustavo Stolk, representante del grupo, dijo que iba a enviar una carta a Corpoelec para que les condonen una deuda que mantiene el urbanismo con la empresa estatal y así puedan instalarnos el servicio”. Stolk también se comprometió a terminar la trocha detrás de Las Haciendas, para que los residentes no tengan que transitar por la vía de la zona industrial, que ya se ha hundido en dos oportunidades. “Cada vez que colapsa esa vía nos quedamos sin servicio de agua”, agregó Cerrada.

Los vecinos acordaron un compás de espera de cuatro días hasta ver los resultados de las cartas; de no concretarse nada, retomarán las acciones de calle.

“Creímos que con la intervención hecha hace tres meses las cosas iban a mejorar, pero ni la junta interventora ni la constructora cumplen sus promesas”, afirmó el presidente de la junta de condominio.

Otros acuerdos. La protesta cesó a las 10:00 am porque la constructora presentó un acuerdo por escrito a los trabajadores en el que se comprometía a pagar lo que se les adeudaba. Julio Ziccardi, representante de los obreros, dijo que luego de su acción del miércoles la empresa depositó los cestatickets que se les adeudaban. “El convenio decía que nos iban a pagar el bono de los útiles escolares y el salario. En la reunión sabremos en cuáles condiciones se realizará el pago”, aseveró Ziccardi.

Oliveros denunció que la compañía le adeuda a la junta de condominio dinero por concepto del fondo de condominio y el fondo de seguridad, pagado por los propietarios cuando protocolizaron los apartamentos: “Ese dinero lo estamos peleando desde que se constituyó la junta de condominio. Lo necesitamos para pagar a la compañía de seguridad, el control de acceso a la urbanización y de los ascensores. Cuando la constructora empezó a pagarlo, vino la intervención y todo se volvió a paralizar”.

Habitabilidad

Una comisión presidencial se presentó ayer a inspeccionar la Torre Uruyen Sur, del conjunto Residencial Auyantepuy –también en El Encantado–, luego de que una vecina de la urbanización le escribiera al presidente Hugo Chávez a su cuenta de Twitter @chavezcandanga, para exigir la redacción de los documentos que permitan la protocolarización de los apartamentos y la posterior mudanza de los propietarios. Aseguran que la torre cuenta con permiso de habitabilidad desde julio.

Daysi Méndez, propietaria de uno de los apartamentos, afirmó que quieren mudarse lo antes posible para organizar la junta de condominio y resolver los problemas vinculados a fallas del servicio de agua, tanques sucios, ascensores dañados, seguridad y vialidad.