• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Obras para recuperar hoteles están paralizadas

Alejandro Felming | Luis López

Alejandro Fleming | Luis López

El ministro de Turismo, Alejandro Fleming, anunció la apertura del complejo Gran Caribe en noviembre de 2012, pero no se cumplió. El Sheraton y el Meliá están abandonados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cinco meses han pasado desde el anuncio de apertura del complejo turístico Gran Caribe, que estaría integrado por los hoteles Gran Caribe, Macuto Sheraton y Meliá Caribe, pero nada ha ocurrido. Los trabajos de recuperación de los edificios, que están ubicados en la parroquia Caraballeda del estado Vargas, están paralizados.

En el último trimestre de 2012, el Ministerio de Turismo inició las obras para la recuperación de los tres hoteles a través de la empresa cubana Socivireca, pero se paralizaron a inicios de 2013 y no han sido retomadas.

Julio Mieres Terán, vocero del Consejo Comunal de Caribe, calcula que la reactivación de los hoteles generaría más de 5.000 empleos. Ahora teme por el futuro del complejo. Señala, además, que la paralización compromete la capacidad de alojamiento de los atletas participantes en los Juegos Centroamericanos de Playa que se realizarán en Venezuela a finales de este año.

“Estamos decididos a hacer de estos hoteles una referencia turística en el estado Vargas”, afirma.

Terán indica que hasta la fecha sólo han removido escombros del hotel Meliá Caribe y han sido demolidas varias paredes en el hotel Macuto Sheraton. Se han ejecutado menos de 20% de los trabajos de recuperación de estos lugares.

Edgar Eduardo Longa, residente de Caraballeda, aspira a que las obras no se queden sólo en promesas. “Es necesario activar estos hoteles por el auge del desempleo en la región. Ojalá no sigan abandonados”, dice.

A la espera

De acuerdo con el cronograma descrito por el ministro Alejandro Fleming, Venetur debió iniciar en marzo el proceso de captación del personal que laboraría en los hoteles ya remozados, pero tampoco esto ha ocurrido.

Pedro Dorta, representante de la empresa Socivireca, anunció en octubre de 2012 la contratación de un grupo de 900 obreros, pero la oferta se quedó en promesa. Actualmente, sólo el personal de vigilancia se mantiene en las viejas estructuras hoteleras, que están anegadas y sumidas en el abandono.

Los vecinos denuncian que la cantidad de obras de la Misión Vivienda que se ejecutan en los alrededores truncaron el proyecto de rescate del complejo turístico.