• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Nueva autopista Caracas-La Guaira reducirá 60% el tránsito por la actual

Elena Asenjo es la responsable de RGR Somelca | Foto Omar Véliz

Elena Asenjo es la responsable de RGR Somelca | Foto Omar Véliz

Consorcio RGR Somelca confirma que el trazado original corresponde a la Cota Mil y el distribuidor Macayapa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como una oportunidad de renovación urbana fue concebida la nueva autopista Caracas-La Guaira cuyo objetivo es integrar en un solo proyecto la conexión entre la ciudad y el litoral central con el paisajismo propio de la región.

Si se sigue esa condición se cumplirá con el proyecto propuesto por la firma venezolana RGR Somelca, que diseñó la prolongación de la avenida Boyacá (Cota Mil) en unión con el distribuidor Macayapa como un nodo de multiconexión a 3 accesos: los túneles de La Planicie, la actual autopista hacia el estado Vargas y la segunda vialidad, anunciada por el presidente Nicolás Maduro y que forma parte de 14 convenios suscritos entre Portugal y Venezuela.

La ambiciosa obra será ejecutada por la empresa lusitana Texeira-Duarte a la que, en teoría, corresponde desarrollar la ruta trazada por el consorcio venezolano, que fue admitido mediante concurso convocado en 2007 por el otrora Ministerio de Infraestructura, ahora Ministerio de Transporte y Terrestre. Sin embargo, cualquier ajuste de ejecución queda a discreción de ese organismo y los constructores portugueses, a los que fue asignada la expansión de la Cota Mil y el levantamiento del muelle oeste del puerto de La Guaira.

Al margen de cualquier variante, la ingeniero Elena Asenjo, gerente del consorcio venezolano RGR Somelca, señala que la segunda vía Caracas-La Guaira es fundamental en términos de movilidad, pues podría reducir en 60% el flujo de vehículos por la carretera actual.

“Esa autopista tiene un promedio de tránsito de 40.000 vehículos en días laborables. Eso es bastante para una vía cuyos tramos más limitados tienen 2 canales. Por eso es importante proveer una alternativa. La vieja autopista pasaría a ser una gran avenida destinada al transporte público, para que la otra sea una vía expresa”, asevera.

Agrega que la autopista ha perdido el carácter de vía rápida. “Desde hace 20 años se añade otro elemento importante, que es el desarrollo de viviendas en los laterales. Ahora hay más transporte público local y surge la necesidad de cruzar de un lado a otro”.


Opciones. En el proyecto también se descartó el acceso por Altamira y por el extremo oeste del litoral, debido a una serie de variantes relacionadas con la localización de la demanda. El informe de movilidad estableció que 80% de los viajes entre Caracas y Vargas se hacen entre La Guaira y Catia La Mar por la movilización del puerto y del aeropuerto. Si se toma como punto de salida la ciudad de Caracas, 80% de la carga proviene del sur y del oeste. “Eso tuvo un peso importante para definir que la alternativa debe comenzar en el mismo punto que la actual autopista”.

Con un equipo multidisciplinario se dejó abierta otra opción para el futuro, desde Guarenas en el estado Miranda. “Sería una vía costosa, de 28 kilómetros de longitud, que podría servir para complementar el proyecto de la segunda autopista”, indicó la también docente de Vías y Comunicaciones en la UCAB.

Fredery Calderón, presidente de la ONG Por la Caracas Posible, rescata la conexión directa con el aeropuerto de Maiquetía. “Es un tema de agilidad, que mejorará la llegada al puerto y al aeropuerto. Será un gran beneficio para la comunidad, pues además facilitaría la movilidad hacia La Guaira. Se trata de una obra de envergadura, que debe aplaudirse y aplicarle contraloría social. Ante una situación de emergencia, como la que se vivió con el colapso del viaducto, ofrece una alternativa. Eso, sin duda, simplificará la relación funcional de dependencia y servicios en el eje Caracas-La Guaira”.


Más viviendas

El proyecto de RGR Somelca establece el desarrollo de más 500 viviendas para reubicar a familias en situación de riesgo en Blandín. En el plano se incluye un mirador para contemplar la inmensidad del mar Caribe, en un punto ubicado en el kilómetro 14. Consultada sobre los cambios que pudiera ejecutar el consorcio portugués Texeira-Duarte, Elena Asenjo, gerente del consorcio venezolano, señaló que no han sido notificados al respecto. “El proyecto podría adecuarse al equipamiento y tecnología que tengan los constructores. Por nuestra parte, estamos abiertos a brindar cualquier asesoría que se requiera. Pero hasta ahora no hemos sido consultados”, dijo.


Lo Dijo 

Nicolás Maduro 

“Tendrá 19 kilómetros, 9 será de túneles: un gran túnel y 8 más pequeños. Las obras están en desarrollo para hacer la conexión desde la Cota Mil, por el sistema montañoso que nos lleve hasta el Aeropuerto Internacional de Maiquetía”