• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Notificaciones de desalojo cumplen un año sin respuesta

En los galpones se exhiben los letreros de protesta / Omar Véliz

En los galpones se exhiben los letreros de protesta / Omar Véliz

El Gobierno aprobó recursos para la transformación de la zona, pero aún no se ven los trabajos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando faltan 10 días para que se cumpla el primer año de la notificación de desalojo de galpones en Catia, 16 comerciantes de la zona desconocen si sus locales serán objetos de expropiación, como parte del Plan Catia. Pese a que, de manera extraoficial, se conoció que los inmuebles serían tomados por la fuerza el pasado 2 de enero, los dueños celebran que el hecho no se materializó. Aseguran que se han organizado en jornadas de vigilia para custodiar sus propiedades, en caso de que intenten sorprenderlos con cualquier medida irregular.
Wendy Ruiz, vocera de los comerciantes, insta a la Alcaldía de Libertador a que convoque a los representantes del grupo afectado y no a los particulares que lo integran. “No es la primera vez que intentan dividirnos, pues, de hecho, 2 de los 16 involucrados están tramitando por su cuenta el pago de la expropiación de sus locales por motivo de utilidad pública. Todavía no está claro si el Plan Catia servirá para construir viviendas o para ampliar la calle Simón Bolívar”, detalló.
Lamentó la expropiación de los galpones de Empresas Polar, en mayo de 2012. Cerca del terreno que ocupaba Polar está ubicada la empresa de papel parafinado de César Zafico, quien desconoce si se desarrollará la rehabilitación urbana de Catia, tal como lo establece el proyecto: “No sabemos nada al respecto. Por el momento, esperamos que la alcaldía informe si habrá alguna intervención especial”.
Metros más abajo, en la tienda Mil Cerámicas, el gerente de ventas encargado, Hernán Toro, tampoco conoce algún proyecto de remodelación de la zona, que se ejecutaría con los 29,5 millones que aprobó el presidente Chávez el pasado 13 de octubre para la reordenación de las paradas y nodos viales, entre otros trabajos.
Los 14 comerciantes trabajan en la incertidumbre ante el hermetismo de las autoridades locales. “Recordemos que aquella vez procedieron sin previa notificación. Eso implica que a muchos les da miedo hacer inversiones importantes, pues no sabemos si de repente nos exigen que nos vayamos. Para evitar que eso ocurra, el 2 de enero algunos compañeros se organizaron en turnos para cuidar las instalaciones en vigilia, pero afortunadamente no pasó nada. De cualquier forma, a la alcaldía le reiteramos nuestra disposición al diálogo”, afirmó Ruiz.

No se discutió. Andrea Tavares, concejal del municipio Libertador, aseguró que el Plan Catia nunca pasó por la cámara municipal. “El plan se discutió en el concejo sólo porque así lo pidieron los vecinos de esa comunidad. Sin embargo, la bancada del PSUV dejó claro su apoyo al proyecto de la alcaldía, sin considerar las opiniones de los comerciantes atropellados. Como ha pasado en otras oportunidades, los concejales no asumieron su papel contralor como órgano del poder ejecutivo local”.
El Nacional no pudo establecer contacto con autoridades de la Alcaldía de Libertador para precisar en qué fecha se reanudarán las mesas de diálogo.

La cifra
90 trabajadores perderán su empleo en caso de que se expropiaran los 14 locales de Catia