• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

La Navidad volverá a encontrar Petare repleto de buhoneros

El mercado popular de La Urbina está todavía a medias | Omar Véliz

El mercado popular de La Urbina está todavía a medias | Omar Véliz

La alcaldía argumenta limitaciones financieras para culminar el mercado, que consta de 800 locales. Piden instalar feria navideña en el área que ocupan

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Caminos angostos, tarantines y vendedores por doquier marcarán nuevamente el recorrido por la redoma de Petare en la próxima Navidad. De acuerdo con la Alcaldía de Sucre, será en el primer trimestre de 2013 cuando finalmente se entregue el mercado popular de La Urbina con capacidad de 800 puestos, para trasladar a igual cantidad de comerciantes informales, que aún interrumpen el paso peatonal en las calles del municipio tras 2 años de promesas rotas.

Nahuri Escalona, subdirectora de Desarrollo Económico, explicó que hubo limitaciones financieras para culminar la obra antes de abril, como estaba previsto en este año. Luego de sobreponerse a esta circunstancia, se espera que “para el primer trimestre de 2013 La Urbina replique experiencias exitosas como el mercado de El Cementerio, en Libertador”, señaló Escalona.

Se trata de una estructura baja, de una planta, que facilita el flujo de los usuarios. De forma estratégica, también se colocará una estación terminal de transporte, cuyas rutas aún no han sido definidas. “Los que tomen un autobús en este punto serán los mismos que darán vida al mercado. Nuestro propósito es que cada vendedor aumente por lo menos en 15% sus ganancias, después de la reubicación”, precisó Escalona.

Belvis Cortez, vendedora informal de Petare, aseguró que desconoce los planes de la alcaldía: “No sabemos nada. Pensábamos que para esta Navidad estaría hecho el mercado. El alcalde dejó de pasar por aquí para darnos cuenta de cómo va la obra. Mientras tanto, seguimos trabajando en condiciones deplorables. Sólo basta venir y constatarlo”.

Su mayor sueño es abrir una santamaría y trabajar entre esmaltes, pinturas y otros cosméticos, propios de su oficio de manicurista. “No quiero nada regalado. Lo mejor que es que cada quien pueda pagar su local, barrer su propio espacio como en cualquier negocio formal. Sobre Ocariz podemos decir exactamente lo mismo que de Chávez. Él tiene una buena gestión pero está rodeado de gente que opaca su trabajo”.

 

Frontera. Mariángela Cortázar, vecina de Los Ruices, opinó que la frontera del municipio Sucre termina en La California. “Eso era antes que uno podía pasar por Petare y sentirse segura. Siempre había que cuidarse, pues la inseguridad siempre ha existido. Pero además de eso ahora debemos sumar que ya no hay por dónde caminar cómodamente. Lamentablemente, Petare se redujo a un territorio de paso. Ya no provoca visitarlo”.

Otro de los vendedores, Manuel Hernández, pidió más seguridad a Polisucre. “Ellos saben que aquí hay algunos compañeros que en el fondo de sus cavas de maltas y refrescos tienen escondidas varias botellas de cervezas, que se venden después a eso de las 5:00 o 6:00 de la tarde. Mucho más si es quincena o fin de semana, cuando la gente que no es de la zona viene a beber. Es curioso que mientras la alcaldía regula las licorerías, aquí en Petare hay varias ambulantes y sin horarios”.

Propuesta

Más de 300 comerciantes informales piden al alcalde Carlos Ocariz que se instale una feria navideña en las aceras que ocupan, por el mes de diciembre. “Sólo queremos que se acondicione mejor el espacio y se fortalezca el patrullaje de la policía municipal, para atraer a clientes en esta época que mejor ganancia nos da”.

Nahuri Escalona, subdirectora de Desarrollo Económico, indicó que la solicitud debe ser formalizada ante la alcaldía. “Esta propuesta debe ser presentada en nuestras oficinas, para luego procesarla ante el comité de economía informal. Es importante aclarar que ahora sólo actualizamos el registro de vendedores informales. No estamos admitiendo a otros que quieran incorporarse. Lamentablemente, el problema de Sucre se agrava, pues para acá han migrado buhoneros que fueron desalojados de áreas públicas de Libertador”. En total, 1.200 buhoneros están registrados formalmente ante la Alcaldía de Sucre, aunque se calcula que hay 3.000.