• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Mujeres de El Pedregal actúan contra los riesgos

La quebrada Chacaíto es el primer sitio que intervendrán | Foto: Leonardo Guzmán

La quebrada Chacaíto es el primer sitio que intervendrán | Foto: Leonardo Guzmán

La asociación civil Rosa de Montaña firmó una alianza con organizaciones globales que previenen desastres

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las mujeres de El Pedregal son afanosas. Hace dos años, aproximadamente, decidieron agruparse en una organización denominada Rosa de Montaña, para rescatar la cuenca media de la quebrada Chacaíto. “Quisimos retribuirle a la cañada todos esos momentos. Cualquier persona que haya vivido en la zona sabe la importancia de esa área. Así que nos unimos para limpiarla y enseñarles a las nuevas generaciones que deben protegerla”, explicó Diva Rodríguez, miembro de la asociación civil.
Rosa de Montaña se consolidó ayer, al firmar una alianza con las organizaciones globales Groots Internacional y la Comisión Huairou.
El enlace lo hizo Emilio Graterón, alcalde de Chacao, en su condición de champion leader de la Campaña Mundial para la Reducción de Riesgos de Desastres, liderada por las Naciones Unidas, con la intención de apoyar el rescate del ambiente. “Para mí es una alegría. A partir de ahora la asociación Rosa de Montaña forma parte de la estructura de base de la ONU y el circuito ecológico se convierte en uno de los proyectos de resiliencia de la Plataforma Internacional de Practicantes Comunitarios que lidera las Naciones Unidas”, dijo el mandatario local en rueda de prensa.
Con la alianza se intercambiarán experiencias en gestión ambiental y de riesgos.
Katia Araujo, directora de Programas de Resiliencia Comunitaria de la Comisión Huairou, explicó que es la primera vez que trabajan con Venezuela. “La intención es que estas comunidades también puedan contar con una respuesta más que inmediata ante las crisis, pues queremos que sea continúa. Nos gustaría llegar a otros lugares del país”, añadió.  

Como antes. Las mujeres, que operan en la quinta Queta, se han encargado de hacer una limpieza profunda cada tres meses a la quebrada. Los domingos no descansan, se ponen sus guantes para sacar algunos desechos del sitio.
Marbelis Concepción, miembro de Rosa de Montaña, cuenta que han aprendido mucho sobre la naturaleza: “No pasamos rastrillos en la quebrada, por ejemplo, para no dañar plantas. Usamos guantes y tratamos de conservar la armonía cuando la limpiamos. A mí me llamó la atención el proyecto porque mi hijo de ocho años de edad me expresó que deseaba bañarse en el sitio, así como lo hacíamos antes”.

Prevenir riesgos
Las mujeres de El Pedregal aspiran a extender la educación en materia ambiental. Maribel Concepción, miembro de Rosa de Montaña, explicó que se dictan talleres eventualmente para preparar en gestión de riesgo y contra la contaminación a los vecinos. “Se trata de ser menos vulnerable ante las crisis. En el país tenemos tantos barrios o construcciones sobre sitios inadecuados que se hace necesario educar”, explicó.
María Alejandra Hares, directora ejecutiva del Instituto de Protección Civil y Ambiente, aseguró que el objetivo es que las comunidades actúen directamente en la prevención de riesgos. “Se trata de que se defiendan más espacios, tal vez con la idea de que sean guardianes. También que aprendan a prevenir riesgos y disminuir la vulnerabilidad. El proyecto es dirigido por mujeres, pero beneficia a toda la comunidad”.