• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

En El Morro vivieron momentos de angustia

El derrumbe en El Morro impidió el tránsito por la vía de Paulo IV | Foto: Omar Véliz

El derrumbe en El Morro impidió el tránsito por la vía de Paulo IV | Foto: Omar Véliz

La fuga de agua de un tubo de 24 pulgadas derrumbó un talud y socavó el terreno. El acueducto está afectado por una falla geológica. Misión Vivienda no pidió los permisos a la alcaldía para la construcción de los edificios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Momentos de angustia vivieron más de 130 familias, que debieron ser desalojadas del conjunto residencial El Morro, en Petare, ayer en la madrugada, cuando ocurrió una fisura en una tubería de 24 pulgadas que está ubicada entre esa urbanización y la calle principal de Paulo VI. La rotura causó una fuga de agua que golpeó y derrumbó un talud y socavó parte del terreno.
La situación ameritó la presencia de funcionarios de Protección Civil Sucre para rescatar un vehículo que quedó en el sitio y ordenar la evacuación preventiva del conjunto de edificios de la Misión Vivienda.
Manuel Martín Palmero, presidente del Instituto Municipal de Aguas, asegura que ese urbanismo no solicitó el permiso de la Alcaldía de Sucre. “La obra pudo coadyuvar al deterioro del acueducto. Sin embargo, la causa del siniestro está asociada a que el acueducto se instaló hace más de 32 años y la vida útil de una tubería puede ser entre 20 y 25 años. Por eso pedimos que se efectúen los estudios topográficos para reubicar la red de aguas y sustituirla”, dijo.
El alcalde de Sucre, Carlos Ocariz, convalidó el argumento de Martín Palmero. “Esta es una vía que los últimos tiempos ha registrado muchos problemas porque la montaña presenta una falla geológica. Además, en la parte de arriba (El Morro) se han construido edificios, lo que ha agravado la situación. Por el momento estamos trabajando para limpiar la zona y reabrir la vía; además, estabilizaremos el talud para soldar la tubería”, informó.

Los afectados. Montaña arriba, en la urbanización El Morro se observan fisuras en el suelo. Nancy Urdaneta, vecina de la urbanización, pide que se realicen obras para mitigar el peligro. “Primero que nada, estamos muy agradecidos con el Gobierno por construir viviendas, pero necesitamos que se evalúen bien las condiciones de todo el sector de Petare para saber si podemos vivir tranquilos o si es necesaria una reubicación mientras arreglan el problema de las grietas. Si la responsabilidad es de la alcaldía, pues que presupuesten las obras que hagan falta para que esto no se repita”.
Otros residentes de El Morro se negaron a ofrecer declaraciones a medios privados.
La rotura de la tubería afectó a José Ángel Nieves, que conducía en dirección a Paulo IV cuando fue sorprendido por la presión del agua que golpeó su vehículo. “Quedé atrapado durante varios segundos. Intenté abrir la puerta, pero el agua no me dejó. Por eso no tuve otra alternativa que salir por la ventana y caminar hasta mi casa. Creo que si hubiera estado unos cinco metros más adelante habría caído al río Guaire”, narró el joven, que regresaba de llevar a la novia a su residencia. Con su familia, retiró el barro del vehículo una vez que fue sacado por el grupo de rescatistas y voluntarios.

Logística. El servicio de agua se restablecerá entre 7 y 10 días, informó el Instituto Municipal de Aguas. Mientras, el tránsito podría reanudarse mañana, si terminan de retirar los 400 metros cúbicos de barro. “Contamos con el apoyo de comisiones del Ministerio de Transporte Terrestre, Sala de Batalla Argelia Laya, así como geólogos y personal de la Alcaldía de Sucre y la Gobernación de Miranda”, señaló el director de Protección Civil Sucre, Gabriel D’Andrea.

Prometen arreglo de puente
El alcalde Carlos Ocariz anunció la reparación del segundo puente de Las Tinajas, que comunica Paulo IV y La Línea con El Llanito. “Esperemos que el miércoles tengamos el puente listo, a pesar de que es competencia del Gobierno central”.
Victorino Matheus, presidente de la línea de transporte Presidente Medina, pide que los trabajos de mantenimiento sean duraderos. “Aquí todos saben que cada dos o tres meses hay obreros trabajando en el puente. No sé para qué, si a cada rato se cae”, denunció.