• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Modifican camiones para evadir controles de altura

Fue apenas hace dos semanas y media, el 27 de septiembre, que un camión cargado con carne colisionó contra el control de altura del mismo puente, ocasionando la muerte del chofer | Foto: Omar Veliz/El Nacional

Control de altura | Foto: Omar Veliz/El Nacional

Algunos conductores de gandolas han cambiado la estructura de sus vehículos para restarle centímetros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A bordo de la gandola, los túneles de la autopista CaracasLa Guaira tienen la apariencia de cavernas: techos cercanos, paredes angostas y sonidos encajonados. El vértigo es una sensación inminente, solo experimentada por viajeros inexpertos, y que, según Orlando Rosillo, conductor del vehículo de carga pesada, pudo ser peor hace unos meses: "Antes era más alta".

La gandola conducida por Rosillo ­modelo Freightliner Columbia­ fue modificada para restarle unos centímetros de altura. No se hizo con la intención de apaciguar los mareos, sino para evadir las sanciones colocadas en algunos puentes de la capital por medir más de lo establecido.

De acuerdo con conductores de gandolas en el litoral central, la práctica se ha hecho común. La fórmula para lograrlo: la colaboración de herreros y mecánicos. "Lo correcto sería que el Gobierno importara gandolas o chutos inferiores al tamaño de los puentes de Caracas, pero eso no ocurre", explica el propietario de vehículos de carga pesada.

El 24 de marzo el Instituto Nacional de Tránsito Terrestre empezó el control de altura de camiones de carga pesada con la colocación de sensores inteligentes en los puentes de Altamira, Santa Cecilia y Los Ruices. Se instalaron conos en la autopista Francisco Fajardo, grandes carteles para advertir la presencia de los dispositivos y se desplegaron funcionarios.

Luis Román, especialista en transporte, considera que las autoridades no previeron que podrían cometerse irregularidades para evadir las reglas: "La falla pudiese estar en la falta de supervisión y educación vial porque muchos conductores quizás no tienen idea del riesgo al que están nnen stán expuestos por transformar la estructura de sus vehículos. Estas modificaciones son peligrosas e ilegales si no son autorizadas por el INTT, porque afecta su diseño original y operatividad".

Con carga pesada, los vehículos son más vulnerables al momento de afrontar pronunciadas curvas, según expertos. Un conductor de gandola en La Guaira asegura que este año ha hecho viajes con toneladas de más. "Se está metiendo más mercancía para ahorrar en recorridos. La situación no es buena, antes hacíamos cuatro viajes, aproximadamente, al día, pero ahora apenas llegamos a cinco en una semana", explicó.

En la normas Covenin (Comisión Venezolana de Normas Industriales), creada en 1958, que establecen los límites de peso en vehículos de carga, se indica que no está permitido trasladar más de 48 toneladas. Celia Herrera, presidente de la Sociedad Venezolana de Ingeniería de Transporte y Vialidad, considera que las modificaciones en los camiones y el sobrepeso pudiesen ser una bomba de tiempo: "Los vehículos tienen diseños aerodinámicos, que no pueden ser afectados sin consentimiento de los fabricantes o expertos. No descartemos que esas modificaciones pudieran influir en accidentes". En lo que va de año se han registrado por lo menos 5 choques de gandolas contra puentes en la capital.

Señalización. Los carteles de señalización en las cercanías de los puentes de Los Ruices y Altamira podrían estar sobrecargados de información. José Camargo, conductor de un camión de carga pesada, aseguró que se confunde por la cantidad de datos. "Creo que si no conociera las vías, probablemente no entendería nada al pasar tan rápido, nadie se detiene a leerlos", dijo.

Herrera mantiene como recomendación colocar carteles más gráficos y llamativos. "Son mejores para advertir sobre peligros, especialmente a esos conductores que no visitan Caracas con frecuencia", afirmó.