• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Militares y rumores atizan la tensión en Los Ruices

Gran grupo de motorizados en Los Ruices para crear caos | AP / EFE

Gran grupo de motorizados en Los Ruices para crear caos | AP / EFE

Efectivos de la GNB revisarono las maletas de algunos vehículos y requisaron a los motorizados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Guardia Nacional está desplegada en las calles A, B y María Auxiliadora de Los Ruices. Una tanqueta –de las 17 que llegaron la noche del jueves– continúa estacionada en la calle A de la urbanización.
Motorizados, conductores y algunos peatones han sido detenidos por los guardias para revisarlos. A un lado de la escena reposaba el armazón del vehículo quemado durante los disturbios del jueves.

En lo zona no se olvida la tensión que se vivió menos de 24 horas atrás. Los residentes se paraban en grupo frente a algunos edificios o locales abiertos para comentar lo sucedido. Las advertencias que indicaban tener cuidado pasaban de boca en boca, así como los rumores. “Detuvieron a dos” o “los guardias están escondidos en los edificios de la calle María Auxiliadora”, repetían algunos, aunque nada de esto se pudo confirmar.

Los residentes de los edificios Ilse y Piedra Gris evaluaban los daños. En ambos entraron los motorizados. En el Ilse doblaron la reja de entrada, rompieron el vidrio a una lavandería y destrozaron tres vehículos y la caseta de vigilancia. Jorge Quintero, vigilante del Ilse, aseguró que los miembros de los colectivos utilizaron uno de los tubos desprendido del portón de entrada para embestir contra los carros. Ayer la lavandería únicamente abrió para encargarse de que reparasen el vidrio roto. “El ambiente no me gusta nada. Esto no es fácil. Estamos atemorizados de que algo así vuelva a repetirse”, dijo Teresa López, encargada del negocio.

En el edificio Piedra Gris rompieron la ventana de uno de los apartamentos, destrozaron la garita de vigilancia, desmontaron la cámara de seguridad y rompieron un espejo ubicado en las áreas comunes de la planta baja.

Hubo residentes de la zona que no pudieron llegar a sus hogares. A Ismenia Marín una vecina le preguntó: “¿cómo está?” y su respuesta fue: “Viva, gracias a Dios”. Marín tuvo que pasar la noche en casa de su hija y regresó a su residencia el viernes a las 9:00 am.
“Estamos tensos, nerviosos, molestos. Aquí no hay calidad de vida. Hay otra forma de aplacar las manifestaciones, sin necesidad de que el gobierno nos envíe delincuentes que amenazan con matarnos”, aseveró otra vecina que prefirió no identificarse.
 
Falsa calma. Cuadrillas de la Alcaldía de Sucre se encargaron de limpiar la zona desde la misma noche del jueves y ayer en la mañana continuaban con la labor. No quedaba rastro de ninguna de las barricadas, pero los restos de vidrios permanecían como la evidencia física de lo vivido el día anterior.

La noche del jueves se acercó un grupo de motorizados alrededor de las 11:00 pm, pero no hubo ningún incidente. El viernes al mediodía los vecinos de la calle María Auxiliadora volvieron a sonar sus cacerolas ante la presencia de la Guardia.

“Esta es una paz virtual. Es imposible tener paz si está todo tomado por militares que si te ven en la calle te mandan a devolverte a tu casa. Eso no es paz”, afirmó Elizabeth Rivas, vecina de Los Ruices.