• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Milicia arremetió contra enfermeras y médicos del Pérez Carreño

La Policía Nacional Bolivariana tomó las instalaciones del Pérez Carreño | Foto: Raúl Romero

La Policía Nacional Bolivariana tomó las instalaciones del Pérez Carreño | Foto: Raúl Romero

Los trabajadores fueron sorprendidos por los milicianos cuando protestaban por carencia de materiales y equipos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Enfermeros, personal médico y administrativo del Hospital Miguel Pérez Carreño denunciaron que fueron agredidos por miembros de la Milicia Nacional Bolivariana, cuando tomaron las instalaciones como tribuna de protesta por la carencia de materiales y equipos.
Los trabajadores también solicitaban la destitución del director del centro de salud, José Borrego, por supuestos maltratos al personal. La situación detonó poco antes del mediodía, cuando los milicianos regularon el acceso de la prensa e intentaron neutralizar la protesta, lo que fue rechazado por toda la comunidad médica, entre consignas, gritos y empujones. El hospital fue tomado, posteriormente, por la Policía Nacional.
José Cádiz, trabajador de enfermería, enumeró las fallas. “Apelamos a la protesta pacífica por la falta de materiales n equipos en el Pérez Carreño. Desde hace seis años tenemos dañado el tomógrafo; además, faltan antibióticos y otros medicamentos. Los pacientes padecen porque los ascensores están dañados y las camareras tienen hasta ocho años como suplentes, sin que hasta ahora se les dé la titularidad del cargo. Por todas esas irregularidades queremos la destitución del director”.
Como respaldo, el Sindicato de Trabajadores de la Salud repudió lo ocurrido. “Creo que esta es una reacción en cadena, que derivó de la protesta de trabajadores del hospital de Coche por falta de medicamentos, equipos y materiales. Pero también influye el factor económico, pues en el Pérez Carreño no se discute contrato colectivo aproximadamente desde 2008. Por ejemplo, un médico residente, que debería ganar no menos de 10.000 bolívares, actualmente percibe poco más de 3.000. Son trabajadores que merecen respeto y por eso deben replantearse los tabuladores y entradas de sueldos y salarios”, afirmó Pablo Zambrano, líder del gremio.
Eudis Montiel, paciente renal, observa una desmejora notoria en el servicio. “Las enfermeras y médicos trabajan por vocación, sin mayores estímulos. Sabemos de casos de pacientes que han sido operados con linternas en los quirófanos, pues las plantas eléctricas no funcionan a tiempo. Es necesario que se rescate este hospital, que sigue siendo referencia internacional en distintas especialidades, sólo por el profesionalismo de sus médicos, mas no por la administración pública”, señaló.

Contra la prensa. Durante la protesta resultó herido el camarógrafo de Globovisión, quien cayó al piso con el equipo de trabajo por los empujones que recibió cuando la milicia intentó frustrar la protesta. Pero ese no es el primer impedimento del trabajo de la prensa en un centro hospitalario. En febrero del año pasado, reporteros de Últimas Noticias permanecieron incomunicados por tres horas y sus equipos de trabajo fueron confiscados, por no solicitar autorización para hacer un reportaje en el sitio. En agosto de 2011, Tal Cual denunció que la milicia intentó intimidar a un equipo reporteril y borrar las gráficas registradas con la cámara. La Policía Nacional acudió en apoyo a los milicianos.

La cifra
10 horas deben esperar pacientes renales procedentes de varios estados, para poder usar una máquina de diálisis en el Pérez Carreño