• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Micromisiones no avanzan en Caracas

Los trabajos de remodelación de algunas áreas del J.M. de los Ríos aún no han sido culminados | Foto José Pacheco

Los trabajos de remodelación de algunas áreas del J.M. de los Ríos aún no han sido culminados | Foto José Pacheco

En el Periférico de Coche y en el J. M. de los Ríos faltan médicos especialistas y residentes, equipos y suministros. Algunas áreas están inoperativas por colapso de tuberías

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las irregularidades en los sistemas de aguas servidas y blancas en el hospital J. M. de los Ríos agudizan las carencias del centro asistencial. El área de Infectología tuvo que ser clausurada, por lo que los pacientes han sido remitidos al área de Hematología, donde no hay servicio de hospitalización por falta de personal.

La situación se repite en varios servicios. El banco de leche también fue cerrado, lo que causó el colapso en la zona de las especialidades de ginecología infanto-juvenil y oftalmología. En medio de este caos, que también se acentúa debido al déficit de especialistas, residentes y enfermeras, algunos doctores y miembros de la Sociedad Médica del hospital desconocen cómo se aplicará el plan del Estado Mayor de Salud en ese centro asistencial.

Pese a que el 27 de septiembre cumplió un mes el decreto que establece la aplicación de planes especiales de recuperación de 11 hospitales, entre ellos el Leopoldo Manrique Terrero de Coche y el J. M. de los Ríos de Caracas, hasta la fecha los médicos no han sido informados sobre el método que utilizarán las autoridades para intervenir estos centros de salud y para aplicar las anunciadas micromisiones.

A través de un borrador, los miembros de la Sociedad Médica del hospital J. M. de los Ríos conocieron que la micromisión es un abordaje integral e intensivo durante un periodo específico para adecuar y optimizar su funcionamiento a corto y mediano plazo.

En el documento se explica que el Ministerio de Salud designará un equipo encabezado por el director del hospital, con acompañamiento de otro profesional de la salud, un médico integral comunitario o especialista en Medicina General, un cuadro técnico-político con mayor experiencia en gestión pública y un representante de la Fuerza Armada Nacional.

La directora de la sociedad, Yamila Bataglini, informó que en la actualidad hay 9 obras inconclusas en el hospital. “El sistema de aguas está colapsado en todo el edificio. Eso nos ha obligado a cerrar servicios, porque las tuberías se rompen. El área de Nefrología, que tiene capacidad para atender 30 pacientes, está cerrada desde principios de año. Además, se debe completar la remodelación de las áreas de Hospitalización y la mitad de Medicina 3. Se le debe poner aire acondicionado a las residencias médicas, hay que remodelar la cocina del comedor y reparar las máquinas de la lavandería”.

Un recorrido por el J. M. de los Ríos permite constatar que, en seis de los siete pisos de ese centro de salud, por lo menos una sala de hospitalización está clausurada debido a los inconvenientes con el sistema de tuberías. Carteles con el aviso: “No pase, contaminado”, resumen la problemática que hay puertas adentro.

Los mismos problemas de insalubridad que hay en algunas salas y áreas se trasladan a los baños destinados a los pacientes. Aunque la mayoría presentan irregularidades, no han sido clausurados.


Áreas cerradas. En el Periférico de Coche ya no hay consultas de Medicina Interna ni hospitalización en Pediatría, contó el médico residente de Traumatología, Giovanni Provenza. Si un niño o un anciano llega para ser operado con urgencia por un politraumatismo, debe ser referido a otro centro, pues el cierre de hospitalización en ambos servicios impide hacer seguimiento postoperatorio a los pacientes.

En el centro de salud, que fue intervenido en febrero de este año, aún no se ha visto el efecto de las micromisiones que anunció el presidente Nicolás Maduro. “Cuando vinieron a instalar el Estado Mayor de Salud tuvimos un primer encontronazo, porque nos pidieron lista de espera de los pacientes; pero aquí no hay un listado concreto, cuando uno tiene un espacio para intervenir a un paciente que está en espera, lo hace”, dijo Provenza.

El médico residente explicó que esta es la única acción emprendida en el centro que está relacionada con el plan a cargo del Ministerio de Salud, la Vicepresidencia del Área Social, el despacho de Ciencia, Tecnología e Innovación y el Instituto Venezolano de Seguros Sociales, para el cual se aprobaron 300 millones de bolívares, además de 80 millones para una micromisión de cirugías electivas, que incluyen un bono para los cirujanos que cumplan turnos extra para intervenir pacientes.

El jueves pasado, la ministra Isabel Iturria informó a la Agencia Venezolana de Noticias: “Aunque hay algunas dificultades, las vamos abordando y avanzando paso a paso". Indicó que en Coche se aumentó el número de camas de cuidados intensivos de 2 a 6, y se reabrió el servicio de Pediatría y Toxicología.

Provenza añadió que, aunque los servicios están abiertos, la Unidad de Toxicología sólo funciona durante el día, y no hay médicos residentes que se estén formando y que puedan atender emergencias en las noches. Asimismo, a pesar de que la emergencia de Pediatría fue inaugurada, tuvo que ser cerrada por el déficit de residentes y porque los médicos integrales comunitarios no estaban preparados para hacerse cargo del servicio.

El también coordinador de la Red Médicos por la Salud afirmó que si bien las reparaciones en infraestructura que se realizaron tras la intervención del centro en febrero ya culminaron, no cumplen con lo requerido por un centro hospitalario. Las áreas de Traumatología y Cirugía fueron remozadas; pintaron y entregaron nuevo mobiliario, pero no hay tomas de oxígeno ni tensiómetros, y el sistema de iluminación no funciona bien.

En el J. M. de los Ríos  las modificaciones de infraestructura tampoco cumplen los requerimientos de salubridad. En el piso 4 de la torre oeste las paredes del área de Hospitalización fueron cubiertas con porcelanato, lo que contradice las normas Covenin que indican que las paredes deben pintarse para evitar el crecimiento de bacterias que provocan infecciones nosocomiales, explicó Battaglini.

Las carencias en equipos, el cierre de áreas por falta de especialistas y por colapso de tuberías, y el déficit de suministros médicos son las tres grandes fallas que no se han abordado aún con el decreto gubernamental.


Carencias

Pablo Zambrano, dirigente del Sindicato de Salud de Caracas, aseguró que las carencias en el Periférico de Coche se han acentuado. A pesar de que en febrero llegó un tomógrafo al hospital, aún no ha sido instalado y los pacientes que necesiten realizarse el estudio deben ser referidos a otros centros.

El déficit de suministros -que llevó a los pacientes a salir en camilla a la calle, dos veces este año, para protestar- no se ha resuelto: faltan yeso, guantes, reactivos, antibióticos y anticoagulantes. Asimismo, el servicio de agua es irregular y perjudica al área de Radiología. Las máquinas de anestesia son chinas, y cuando fallan hay que esperar por días a un especialista para que las arregle.

Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica de Venezuela, considera que el decreto de un Estado Mayor de Salud para 11 hospitales es insuficiente. “Desde hace algunos meses hemos llamado a declarar emergencia en el sector salud, pues esto permitiría aprobar créditos adicionales para atender la necesidad no de 11 hospitales sino de 300, que forman parte del sistema de salud pública. No se sabe con qué criterio escogieron estos centros, pues hay más de 35.000 cirugías pendientes en el país”, afirmó.



SIN RESPUESTA

Se solicitó una entrevista con el director del J. M. de los Ríos, Víctor Siegert, para consultarle qué estrategia aplicaron para realizar el diagnóstico en el centro de salud. Sin embargo, una de sus asistentes dijo que no podía atender al equipo reporteril. También se pidió hablar con Francisco Armada, ex ministro de Salud, que fue incorporado al Estado Mayor de Salud, pero no se obtuvo respuesta del Viceministerio del Área Social.