• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Madres claman por liberación de detenidos de Santa Fe

El director ejecutivo de la ONG, Alfredo Romero

El director ejecutivo de la ONG, Alfredo Romero

Alfredo Romero cree que los delitos no son tan graves como para tener a los jóvenes en prisión. 8 de los aprehendidos el 26 de abril fueron trasladados a Yare III y dos mujeres están en el INOF

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Madres de 4 de los 10 jóvenes que fueron detenidos el 26 de abril en Santa Fe pidieron la liberación de sus hijos. Los 8 varones fueron trasladados la semana pasada a la cárcel de presos comunes Yare III y las dos mujeres fueron llevadas al Instituto Nacional de Orientación Femenina.

En una rueda de prensa, acompañadas de Alfredo Romero, director del Foro Penal Venezolano, las representantes de Aliyer Pacheco, Jefferson Piñate, Marco Torres y José Manuel Tabares, llamaron a las mujeres del país a que se solidarizaran con ellas y pidieron a las autoridades que tuvieran compasión.

Julia Gallegos, madre de Aliyer Pacheco, de 24 años, calificó la detención de injusta. "Él estaba en el sitio y la hora equivocada y ahora está preso. Hay gente que ha robado y ha matado y está en la calle".

Visiblemente conmovida, Linday Mazzini de Piñate, mamá de Jefferson Piñate, contó que su hijo le pide llorando que lo ayude. Francis Piñate, tía de Jefferson, dijo que la situación por la que atraviesan está "destruyendo" la familia. "Mi hermano no se puede levantar de la cama del dolor que siente. Ayer Linday se desmayó saliendo de la cárcel. Estamos desesperados, necesitamos que los muchachos duerman en sus casas".

Sobre las condiciones en las que están en Yare III, revelaron que los muchachos están en un lugar apartado, aislados del resto de los reos. Están uniformados y les raparon el pelo. Sus familiares han podido visitarlos, les llevan artículos de aseo personal y agua potable.

Carmen Cabrera, madre de Marcos Torres, dijo que habló con la directora del penal y que ella les garantizó que harían todo lo posible para que no estuvieran con el resto de la población penitenciaria. "Aún así es difícil llegar a Yare y verlos en esas condiciones. No es justo".

Los cargos que fueron precalificados a estos 10 jóvenes son instigación pública, agavillamiento y, en algunos casos, detentación de artefactos explosivos. El abogado Alfredo Romero explicó que se trata de delitos que no superan los 6 años y que por tanto no tienen tal gravedad como para que los jóvenes permanezcan en prisión. Señaló que no piden que los exculpen, sino que se les dicten medidas cautelares mientras enfrentan su juicio.

"Es inhumano privar de libertad a una persona que ni siquiera se ha determinado que cometió un delito", dijo Romero. Además, indicó que está en curso el proceso de apelación de la medida preventiva de privación de libertad.