• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Lluvias causaron desalojos y obstrucciones en vías

La casa de Julio Molina amenazaba con caerse desde el martes | WILLIAM DUMONT

La casa de Julio Molina amenazaba con caerse desde el martes | WILLIAM DUMONT

El desbordamiento de los ríos San Pedro y Guaire anegó casas y afectaron canales de circulación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un estruendo a las 7:00 am avisó a los residentes del kilómetro 16 de la carretera Petare-Guarenas que la casa de Julio Molina finalmente había cedido. Las columnas que sostenían la vivienda, ubicada sobre el embaulamiento del Guaire, fueron arrastradas por el río el martes pasado. La familia recibió el acta de desalojo de Protección Civil-Sucre el sábado y esa noche se trasladaron al refugio Waraira Repano I.

Jairo Yánez, sobrino de Molina, afirmó que tres personas fueron llevadas al albergue. Agregó que no hubo pérdida de enseres pues todo había quedado recogido desde la noche anterior.

En el sector La Y colapsó la estructura de otra vivienda; en Maca Este otras dos familias recibieron actas de desalojo, debido a que el deslizamiento de un talud rompió la estructura de una de las casas; y en el sector Los Alpes –también de la carretera Petare-Guarenas– desalojaron dos viviendas, por estar en situación de riesgo.

La vivienda de Shely Quijada, en La Y, recibió la inspección de Protección Civil: “No me mandaron a desalojar, pero sí que me mantuviera en la parte alta de la casa y que subiera todas las cosas”. El temor es que si siguen cediendo las viviendas podría agrietarse la vía.

Ayer las lluvias en la Gran Caracas afectaron especialmente al municipio Sucre. En la calle principal de Maca, en Petare, a las 4:00 am se deslizó un talud que causó la caída de un poste. “Tenemos más de cinco días llamando a Corpoelec. Vinieron, dijeron que el poste estaba en el aire y que aguantaría, pero en la mañana se cayó”, dijo Luis Mendoza, vecino.

La estructura quedó inclinada sobre la vía, por donde al mediodía continuaban pasando vehículos. A esa hora no había sido interrumpido el servicio eléctrico.

En la ruta a Paulo VI, los sedimentos que descendieron de la montaña obstruyeron parcialmente un canal de circulación. Un equipo de Mantenimiento de Obras y Servicios de la Alcaldía de Sucre acudió al lugar para restablecer el tránsito.

En Palo Verde un árbol cayó sobre una camioneta y en la calle La Línea se desbordó el Guaire. “El río no llegó a meterse en las viviendas. Todo pasó entre las 7:00 am y las 8:00 am. Lo que hicimos fue mover los carros y subir las cosas que podrían dañarse”, contó Jorge Vergara.


Otros daños. Las precipitaciones ocasionaron pequeños deslizamientos en El Hatillo, que afectó la trocha en Turgua. En Los Naranjos y La Lagunita se desprendieron varios árboles que dificultaron la circulación de automóviles.

El río San Pedro, en los Altos Mirandinos, se desbordó. Víctor Lira, director de Protección Civil-Miranda, dijo que la crecida del caudal provocó la pérdida de enseres en tres viviendas.

En Los Teques, Guarenas y Carrizal hubo inundaciones de viviendas y vialidad. En los sectores Ochoa y Las Acacias, de Guarenas, ocurrieron deslizamientos de taludes que afectaron la vialidad.

“Hasta los momentos, afortunadamente, no tenemos lesionados ni pérdidas de enseres totales”, aseguró Lira.


A oscuras

Las fuertes lluvias incidieron en el servicio eléctrico en varias zonas de la Gran Caracas. En El Hatillo se produjo una avería en los circuitos, ayer a las 6:00 am, que dejó a oscuras durante horas a Los Naranjos, Llano Verde, La Unión, La India, Turgua, Cerro Verde, Alto Hatillo, Los Pomelos, entre otros sectores del municipio.

En la Cota 905, en el municipio Libertador, también se registraron apagones, según los vecinos. “Se va y viene, así sucede cada vez que llueve muy fuerte. Del resto no hemos tenido daños que lamentar en lo que va de mañana”, dijo Héctor Alfonso.

El servicio fue intermitente en algunas ciudades dormitorios. En Guarenas, en el estado Miranda, por ejemplo, se presentaron fallas en el suministro de luz debido a una avería en un circuito eléctrico localizado en el sector La Guairita.