• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Libertador. En el bulevar Amador Bendayán faltan seguridad, luz y orden

Bulevar Amador Bendayán

Bulevar Amador Bendayán

Justo frente del Centro de Acción Social por la Música, en pleno bulevar, donde cientos de jóvenes aprenden y practican a diario el manejo de un instrumento musical, está ubicado el módulo policial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ni la mezquita Ibrahim AlIbrahim se ha salvado de ser robada. Es uno de los tres templos religiosos que convergen en el bulevar Amador Bendayán, de Quebrada Honda, y en los últimos tres años ha sido asaltada en dos ocasiones, según confirmó Mohamed Salem, encargado del lugar de culto islámico.

Salem, quien trabaja en el templo desde hace 10 años, acota que él también ha sufrido del despojo de sus pertenencias. Una vez a las 10:00 de la mañana y la otra a las 2:00 de la tarde. A su juicio, el problema de la delincuencia es uno de los más importantes en el paseo, que colinda con la avenida Libertador.

A Álvaro Hernández, que también trabaja en la mezquita, igualmente le robaron su teléfono celular meses atrás, a la entrada de la estación del Metro Colegio de Ingenieros.

"Aunque ha habido mejoras en el bulevar, estas son insuficientes", indicó Salem, quien pidió más vigilancia.

El paseo, que reúne también al Monasterio maronita San Charbel, la iglesia Santa Rosa de Lima, la Casa del Artista, el Centro de Acción Social por la Música y el Colegio de Ingenieros de Venezuela, podría ser un grato lugar para recorrer y disfrutar de la ciudad, pero problemas como la falta de iluminación apropiada y el caos que causan la edificación de obras de la Misión Vivienda y el terminal de pasajeros de Rodovías no contribuyen a establecer un clima apropiado para los peatones.

"Esto es una boca de lobo por las noches. Hay muchos indigentes y pedigüeños. Pareciera que hasta a los policías les da miedo andar por acá. Está sobrentendido que quien no tenga nada que hacer debe recogerse temprano y estar en su casa antes de las 6:00 pm", dice Miguel Campos, un vecino.

Justo frente del Centro de Acción Social por la Música, en pleno bulevar, donde cientos de jóvenes aprenden y practican a diario el manejo de un instrumento musical, está ubicado el módulo policial.

En un recorrido realizado ayer en horas de la mañana, esa oficina estaba cerrada. Un trabajador de la zona, que pidió no ser identificado, comentó que durante el día los funcionarios policiales no están allí. El encargado de la mezquita Ibrahim Al- Ibrahim, Mohamed Salem, fue más allá: "En la noche no se ve ningún vigilante y a nosotros hasta se nos metieron dentro del templo. Se subieron hasta arriba de las rejas y rompieron el hierro", aseguró.

Anarquía
A lo descrito anteriormente hay que añadir las consecuencias que ha traído a la zona las construcciones de dos edificios de la Gran Misión Vivienda, más la congestión que genera el terminal privado de Rodovías de Venezuela. Edgar Velásquez, chofer de la línea de taxis Expresos Libertador, cree que el principal problema del bulevar es la anarquía que se ha incrementado producto de las edificaciones que levanta el Gobierno, a pocos metros del terminal.

"Las construcciones han roto los adoquines del piso.

Ojalá los reparen cuando terminen", agregó.