• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Invasores y damnificados tienen tomado el estadio de Palo Verde

Las familias afectadas no han conseguido respuesta de las autoridades | Nelson Castro

Las familias afectadas no han conseguido respuesta de las autoridades | Nelson Castro

13 familias abandonaron sus casas, localizadas en el sector El Estadio, luego de que Protección Civil las declarara en riesgo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El estadio Luis Rodríguez Sánchez, de Palo Verde, ubicado entre los barrios José Félix Ribas y Vista Hermosa, que hasta diciembre de 2012 funcionó como refugio, hoy es utilizado por 57 familias que habitan los cubículos dispuestos para familias damnificadas.

En la instalación deportiva se refugiaron recientemente 13 grupos familiares cuyas viviendas están en peligro en el sector El Estadio de Palo Verde, pues temen que se derrumben. Los afectados cuentan con certificado de riesgo, pero no han recibido respuesta del Gobierno para ser llevados a un albergue.

La casa de Carmen Beatriz Landáez exhibe las grietas y daños que dejaron las lluvias de 2010 en la zona. La mujer abandonó su hogar en 2012 junto a otros vecinos que están en la misma situación y decidió ocupar el estadio de Palo Verde para resguardarse.

“Hemos ido al Ministerio de Vivienda, al Gobierno del Distrito Capital y a Corpomiranda, pero en ningún lugar nos dan respuesta. Protección Civil Sucre nos notificó que estamos en riesgo, pero nos dicen que no pueden hacer nada por nosotros. Pensamos que no nos toman en cuenta porque nos consideran invasores. Pero las 13 familias afectadas tenemos constancias de la situación que afrontamos con nuestras casas”, expresó.

Santa Di Curu está en la misma situación de Landáez, pero se resiste a abandonar su casa. Desde el segundo piso muestra cómo el terreno ha cedido con el tiempo. Pese a que los afectados se han organizado para hacer las peticiones ante las instancias correspondientes, se sienten desasistidos.

Otro grupo de familias que no son de la zona también se refugiaron en el estadio por falta de viviendas y algunos temen que lleguen más damnificados al lugar. “Como comunidad nos organizamos para estar seguros porque nos avisaron que un grupo de invasores de Fila de Mariches iba a tomar la instalación deportiva”, precisó Landáez.

Carmen Ayala relata se fue a vivir al estadio pues no tiene los recursos para comprar una casa. “Nadie nos toma en cuenta. Queremos que los miembros del Gobierno nos visiten, vean cómo vivimos y que nos incluyan en el registro de la Gran Misión Vivienda Venezuela. No tengo los medios para pagar un alquiler ni para darle un techo a mis hijos”.

Los vecinos de la zona lamentan que el estadio, construido hace 30 años para los Juegos Panamericanos y por el que pasaron peloteros como Luis Sojo, no sea utilizado exclusivamente como área deportiva y para la recreación. Los miembros de las escuelas deportivas de softbol y beisbol de los barrios José Félix Ribas, 5 de Julio y Vista Hermosa conviven sin medidas de seguridad con las 57 familias sobre las que no hay ningún tipo de control.