• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

En Corralito denuncian a invasores de oficio

Funcionarios del INTI afirman que los terrenos de Corralito pertenecen al área protectora de la zona metropolitana de Caracas | Foto: William Dumont

Funcionarios del INTI afirman que los terrenos de Corralito pertenecen al área protectora de la zona metropolitana de Caracas | Foto: William Dumont

Ocupantes ilegales de un terreno privado fueron desalojados gracias a la intervención del consejo comunal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El domingo 27 de octubre fue un día atípico para los habitantes del sector La Concha, área rural del municipio El Hatillo cercana a Corralito. En vez de disfrutar con calma el último día de la semana, tuvieron que permanecer seis horas en la vía principal para protestar por una invasión en el lugar.

Luego de observar durante tres semanas que dos parejas con tres niños entraban y salían de un terreno de propiedad privada y empezaban a mudar electrodomésticos, decidieron convocar una asamblea del Consejo Comunal Corralito-La Concha para considerar las medidas tomarían frente a los supuestos invasores.

“Ellos hicieron un rancho. Tenían escaparate, bombonas de gas, cocina, nevera y hasta agarraron una toma de luz eléctrica de una casa vecina. Entonces, decidimos reunirnos y protestar porque vimos que no le hacían caso ni a la Guardia Nacional Bolivariana”, informó Aracelis Martínez, habitante de la comunidad de La Concha desde hace 30 años.

Martínez relató que los invasores habrían ingresado tres semanas atrás al terreno, donde sembraron unas matas con el propósito de aparentar que se trataba de un grupo de campesinos cultivadores. Los vecinos, contó Martínez, no creyeron en la honestidad de las acciones del grupo sino que, por el contrario, los identificaron como miembros de un núcleo de invasores de oficio llamado los Cuchi-cuchi, del sector El Manguito.

“La Guardia Nacional los sacó dos veces y ellos volvieron a entrar. Por eso fue que decidimos reunirnos en asamblea el viernes 25 y protestar el domingo 27, para que se fueran. Si permitimos que ellos se queden, mañana entrarán otros de la misma forma y no queremos que aquí haya violencia, que se dañe la zona”, apuntó Martínez.

Agregó que funcionarios de la policía municipal reconocieron a los invasores cuando intentaron sacarlos del área y les advirtieron que si continuaban irrumpiendo en terrenos privados, se los llevarían detenidos.

“¡Otra vez ustedes!`, les dijeron los policías cuando los vieron”, aseguró Martínez. Los vecinos dijeron que ese grupo había invadido previamente el sector La Chivera de El Rocío. Lo más preocupante para Martínez fue escuchar a los niños cuando expresaron su disgusto por tener que volver a salir de un sitio intempestivamente. “Mamá, otra vez salir con las maletas”, se habría quejado uno de los pequeños, de acuerdo con la vecina.

Angustia. Uno de los tres dueños del terreno invadido, Francisco Otero Castro, indicó que los dos últimos meses padeció una crisis de angustia ante el temor de que le quiten su propiedad. Otero Castro dijo que la situación que lo afectó se repite con periodicidad en el municipio.

“Esta persona llegó a mi terreno con unos papeles del INTI de la oficina de Cúa, que le otorgaban supuesto permiso de permanencia para ocuparlo. Menos mal que me moví con rapidez y acudí a la policía municipal y también pedí apoyo a los funcionarios del Comando Regional 52 de la Guardia Nacional de Altamira. De allí vino un sargento, un capitán y un soldado, y lograron que se fueran, gracias también al apoyo del consejo comunal”, informó.

El vecino agregó que no dejará de pelear por su propiedad, pues aseguró que el grupo invasor, denominado los Cuchi-cuchi, logran tener éxito cuando los propietarios abandonan la defensa legítima de sus derechos.

Antecedentes

Hace poco más de dos años, exactamente el 15 de septiembre de 2011, el ministro de Agricultura y Tierras, Juan Carlos Loyo, informó que en un área de 185 hectáreas, ubicadas en la localidad de Corralito se desarrollarían proyectos socio-productivos que beneficiarían a 20 familias del lugar.

En ese momento, Loyo negó que se tratara de una invasión (denunciada por algunos propietarios de terrenos de la zona), pues, dijo, esos lotes pertenecen al área protectora de la zona metropolitana de Caracas.

Aunque Loyo subrayó en ese momento que la acción evitaría la privatización de las tierras por el “capitalismo inmobiliario depredador”, los dueños de casas y terrenos siguieron protestando por lo que consideraron una ocupación ilegal del lugar. Actualmente el caso se dirime en el Tribunal Supremo de Justicia, que aceptó un recurso de amparo de los vecinos.

Dalila Jaimes, funcionaria de la Oficina de Atención al Ciudadano de la Alcaldía de El Hatillo, indicó que este año se habrían registrado dos invasiones en el municipio: en La Guairita, sector La Toma, y en El Manguito, sector La Unión.