• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

El Fondo de Población de Naciones Unidas premió a superjóvenes

Naciones Unidas premió a los superjóvenes | Foto: Cortesía

Naciones Unidas premió a los superjóvenes | Foto: Cortesía

La mayoría de la población venezolana está en el grupo etario más productivo de 15 a 65 años de edad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por tercer año consecutivo, la celebración del Día Mundial de la Población, ha tenido lugar en el Museo Boliviano de la Asamblea Nacional, la conmemoración al igual que en años anteriores busca concientizar sobre diferentes temáticas globales demográficas. Este año, el tema seleccionado fue  “Inversión en los jóvenes”. La persistencia, la voluntad y la constancia como claves para el logro de las metas fueron celebradas como valores esenciales de superación en la juventud venezolana, a través de los ganadores del concurso nacional Súper Jóvenes, organizado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas.  Alberto Sasonn, Carlos García y Claudia Barral, protagonistas del cortometraje Sueño Down; junto a Ángel Romero, Daniel Arzola, Mileidys Salazar, Stephan Kaiser y Daniel Centeno fueron los ganadores del concurso.

El sueño de ser reconocidos

Los actores Alberto Sasonn, Carlos García y Claudia Barral fueron reconocidos por su participación en el cortometraje de ficción Sueño Down, de Ignacio Márquez. Estos chicos constituyen el primer grupo de jóvenes venezolanos con este síndrome en protagonizar un corto. Aseguraron que pueden hacer las cosas bien, que tienen sueños e ilusiones, y que una de ellas es que la sociedad los mire y los acepte como iguales.

Ser persona antes que líder

Stephan Kaiser es considerado uno de los 25 jóvenes emprendedores con mayor influencia en el planeta, según la publicación Young Entrepreneur World. Confiesa que a sus 16 años tenía solo tres amigos, pero un taller de liderazgo tornó su timidez en arrojo. A partir de allí decidió ser un conferencista de talla internacional y ahora es llamado por las grandes marcas comerciales del país y del mundo. “El problema no es tener el bolsillo vacío sino la cabeza vacía”, asegura Kaiser Advierte que no se puede ser un gran líder si no se es primero una gran persona, para lo cual, a su juicio, se debe ser humilde cuando se tiene todo y osado cuando no se tiene nada. Cree que si todos compartieran sus conocimientos se podría cambiar el mundo. 

Un poeta del sur

Daniel Centeno dice que dedicará su vida a promocionar su lugar de nacimiento, la población de El Palmar, en el estado Bolívar. Un lugar donde, en la infancia del poeta, ni siquiera había Casa de la Cultura. "En El Palmar el derecho básico de nacer no se garantiza, porque no hay quirófanos". Centeno duda de que se puedan aprovechar las cualidades de los niños si no se invierte en sus talentos. Admite que se desarrolló en un contexto de pobreza cultural e ignorancia colectiva, no obstante no se amilana. Al contrario, pide a los gobernantes un poco de amor para su pueblo, y a los jóvenes que dediquen su talento al desarrollo del país.

Bajo las nubes de Calder

Mileidys Salazar se negaba a estudiar ingeniería o medicina en la UDO. Esa era la opción más fácil que tenía como anzoatiguense, pero se empeñó en venir a Caracas y estudiar en la Universidad Central de Venezuela. Ocupó el quinto lugar entre 31 egresados de su promoción en la carrera de Sociología y ahora realiza una maestría en Gestión y Desarrollo. Cree que debe invertirse más en educación y abrirse más oportunidades de estudio y carreras en el interior del país.

El estudioso de Petare

Ángel Romero no se avergüenza de decir que nació y creció en Petare. Al contrario, señala que recordar sus raíces y su identidad le da fuerzas para levantarse y seguir. En el año 2008 fue condecorado con la orden José Félix Ribas por presentar el mejor rendimiento de todo el municipio Sucre, un promedio de notas de 19 puntos. Cree que la disciplina y el apoyo familiar fueron sus columnas para triunfar en un contexto adverso. Ahora estudia Educación y trabaja en proyectos de gestión social.

Vencer prejuicios con arte

Daniel Arzola decidió convertirse en maestro y enseñar los matices que existen en el mundo de las preferencias sexuales antes que adoptar el papel de víctima, a pesar de que sufrió vejámenes en su infancia. De allí nació la campaña “No soy tu chiste” que busca expresar a través del arte el respeto de los derechos humanos del que piensa o siente de manera distinta a lo socialmente reconocido. “El prejuicio siempre conseguirá una excusa para expresarse. En algún momento se dijo que las mujeres no podían votar ni estudiar, y que los negros no podían ser libres. Ahora se cree que ser homosexual es malo. Que la ley reconozca quien soy también es mi derecho humano”, añadió.