• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

La Fiesta del Asfalto no llegó a la meta

En la calle Colombia de Catia esperan por el plan de asfaltado | Foto: Raúl Romero

En la calle Colombia de Catia esperan por el plan de asfaltado | Foto: Raúl Romero

El año pasado se cumplió 62% de lo estipulado en el plan. El Gobierno asegura que cerca de 100.000 toneladas del material se vaciaron en la ciudad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Fiesta del Asfalto no cumplió con la meta de 2012: 62% del material que se debía utilizar fue vaciado en las vías de la ciudad.
La falla se evidencia en los huecos de la calle Colombia de Catia y en las avenidas Andrés Bello, Constitución, Baralt y Bucare, entre otras vías de difícil tránsito.
No fue por falta de inversión. A la Fiesta del Asfalto se le otorgaron créditos adicionales en marzo y noviembre, que sumaron casi 367 millones de bolívares. De acuerdo con Miguel Rivas, coordinador operativo de Primero Justicia y asistente parlamentario en la AN, el manejo de los fondos del plan fue deficiente.
“Con el monto asignado se pudieron cubrir los huecos de la ciudad. Debió avanzarse en ese programa, pero sólo hubo retrasos. Nosotros colocaremos esta denuncia en la Contraloría General de la República, pues sospechamos que pudo desviarse el capital otorgado”, afirmó.  
Hace 2 años, la Fiesta del Asfalto aplicó 175.000 toneladas del material en Caracas, mientras en 2012 no llegó a 100.000. De acuerdo con declaraciones de Jacqueline Faría, jefa de Gobierno del Distrito Capital, dadas el 28 de noviembre a AVN, se cubrieron alrededor de 7.000 huecos.
El Nacional quiso conocer ayer la versión del Gobierno del Distrito Capital, pero se explicó que una entrevista era imposible debido a la agenda de la directiva del organismo. No descartaron otorgarla en los próximos días.

Plan de reacción. Al desglosar uno de los créditos adicionales otorgado el 8 de marzo por un monto de 335.022.750 bolívares, se nota que más de 61% se destina a la sustitución de carpetas asfálticas. El resto de la inversión se reparte entre la construcción de una planta de asfalto y la corrección de fallas o estabilización de taludes.
Para Manuel Bengaray, investigador retirado del Instituto de Ingeniería Vial de la UCV, uno de los problemas del plan es que sólo se encarga de corregir fallas: “No se hace mantenimiento en las vías. Lamentablemente, las respuestas al problema de la vialidad han sido espasmódicas y no de prevención”.
Cuando hay mantenimiento, el asfalto puede durar entre 13 y 16 años, calcula Bengaray. “Si se cuenta con inspección y se toman medidas adecuadas, no habría motivos para tener vías en mal estado. Pero me temo que eso no ocurre”, dijo.
Pese a que en el programa se establece la limpieza de drenajes como una manera de prevenir la formación de grietas, ocurre que han reparado huecos más de dos veces en un mismo lugar. Un caso representativo está en San Bernardino. Allí, los vecinos han sido testigos de la colocación de varias capas de asfalto en menos de dos años. Entre las irregularidades denunciadas por Rivas está la calidad del material empleado en el plan.
“Creemos que se trata de asfalto de baja calidad debido a que no dura mucho. Queremos que se abra una investigación, igualmente, en ese aspecto. Contamos con denuncias sobre sitios que han sido cubiertos con el material y luego se deterioran con facilidad”, explicó.
Agregó que en los sectores populares es donde menos llega el asfalto: “Se suele aplicar en sitios a la vista de mucha gente, pero dentro del barrio no. Eso es una deuda que tienen con los vecinos desde hace tiempo”.
Luis Hernández, residente de El Valle, ofrece fe de ello. Asegura que los huecos son problemas ignorados por el Gobierno. “El asfalto sólo se coloca en la avenida Intercomunal, pero no en el cerro, donde es difícil transitar. Allí, hay total abandono. La Fiesta del Asfalto es esperada desde hace años, pero todavía no llega”.

Una planta para el programa
En los recursos adicionales otorgados a la Fiesta de Asfalto se destinó un monto de 5 millones de bolívares para la operatividad de una planta de producción del material.
Jacqueline Faría, jefa de Gobierno del Distrito Capital, anunció el 28 de noviembre el estreno de una planta de asfalto. Esta se iba a sumar a las que suministran el material para la ciudad y así se garantizaría el suministro las 24 horas. Una de las críticas de los especialistas es que no ha estado orientada a la calidad del material ni a superar el déficit, sino a su utilización.
Manuel Bengaray, investigador retirado del Instituto de Ingeniería Vial de la UCV, por ejemplo, refiere que es indispensable la supervisión al momento de colocar el material. “La inspección de especialistas es vital. No es cuestión de echar asfalto por medio país, sino de hacerlo bien. Una capa del material que no goza de mantenimiento es capaz de deteriorarse en poco tiempo”, dijo.