• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Falta de frenos y defensas causó caída de vehículo

Antes de caer en la cancha, el vehículo golpeó una columna | Omar Véliz

Antes de caer en la cancha, el vehículo golpeó una columna | Omar Véliz

El sábado un carro se precipitó desde el noveno piso de la Torre de David. Los dos pasajeros están hospitalizados en el Universitario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sábado en la noche, Jesús le sonrió a Yair Ossa y Zulay de Ossa. Ambos iban en el vehículo Daewoo, color vinotinto, que se precipitó desde el noveno piso de la Torre Confinanzas, conocida como Torre de David.

Para sus vecinos, es un milagro que todavía estén vivos si se toma en cuenta que el automóvil ahora se asemeja más a un acordeón. En la maleta todavía se lee con claridad la calcomanía que dice: “Sonríe que Jesús te ama”.

El matrimonio iba a salir a hacer una diligencia cuando Zulay –quien iba al volante– se dio cuenta de que al carro le fallaban los frenos. La mujer no pudo maniobrar, perdió el control y el vehículo cayó por una de las curvas que conducen al estacionamiento. El carro pegó contra una de las columnas inacabadas del edificio, antes de dar contra el suelo.

Los restos del vehículo están todavía en la cancha de la Torre Confinanzas, lugar en el que finalmente impactó.

El estruendo de la caída alertó a los habitantes del edificio, invadido desde el año 2007. La pareja reside en el piso 10 de la torre hace cuatro años, junto a sus dos hijos, y comparten su apartamento con otra familia. Viven de vender flores en el bulevar de Catia.

Esa noche los dos fueron trasladados al Hospital Universitario de Caracas; desde entonces permanecen en la emergencia. Yair Ossa tiene fractura en la clavícula y el brazo, también sufrió un golpe en uno de los ojos. Zulay de Ossa tiene dos costillas fracturadas y múltiples cortadas en el brazo izquierdo. “Los dos necesitan ser operados, pero no se ha podido hacer porque el Clínico está colapsado. No hay riesgo de que pierdan la vida”, afirmó Saturnino Suárez, tío de Yair.

Sin protección.

En Confinanzas saben que las pendientes sin protección constituyen un riesgo para la vida de todos. Hace dos semanas comenzaron la construcción de muros en el estacionamiento: “Empezamos por el piso 10 y la idea era ir bajando, pero nos ha costado mucho porque a veces no se consigue el material de construcción y es un trabajo costoso”, afirmó Danny Henriquez, uno de los coordinadores del edificio.

Allí todavía agradecen que no hubiera nadie en la cancha al momento del impacto, pero ante las dudas, ayer empezaron la mudanza del espacio deportivo a otra área: “Ya tenemos la pintura y un grupo fue a comprar los aros nuevos. También vamos a reforzar las medidas de seguridad y el paso por la cancha está restringido”, explicó Alexander Daza, director de la Cooperativa Casiques (sic) de Venezuela, encargada de la administración del inmueble.

La propia familia Ossa está gestionando el pago de una grúa para trasladar el vehículo a un depósito de chatarra.

Inspección

En la Torre Confinanzas todavía esperan que se cumpla la orden presidencial de realizar una inspección en el rascacielos. El 16 de agosto entregaron una carta a la Vicepresidencia solicitando que una comisión de ese ente visitara el edificio, pero todavía no tienen respuesta.

“Queremos que nos trasladen o que emprendan la rehabilitación del edificio. Nosotros hemos hecho lo que podemos, pero necesitamos más ayuda o en su defecto una vivienda digna”; afirmó Danny Henríquez, coordinador del edificio.

En la Torre Confinanzas viven 852 familias, entre ellos 1.560 niños y 232 extranjeros. La torre A tiene ocupados 28 de los 45 pisos y la torre B de 19 pisos está totalmente habitada.