• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Estudiantes exigen reforzar medidas de seguridad

Universidad Central de Venezuela / William Dumont

Universidad Central de Venezuela / William Dumont

Llevarán un comunicado ante el Consejo Universitario para solicitar respuestas de las autoridades

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estudiantes y profesores de la Escuela de Artes de la Universidad Central de Venezuela realizaron ayer una rueda de prensa para instar a las autoridades de la institución a esclarecer los hurtos que ocurrieron el 2 de enero en 15 dependencias, incluida la Escuela de Ingeniería Mecánica y el comedor.
La Escuela de Artes fue una de las más perjudicadas por los actos de vandalismo: en la Videoteca Margot Benacerraf, construida por la fundación que lleva el mismo nombre unto con el Centro Nacional Autónomo de Cine, e inaugurada en noviembre del año pasado, fueron hurtados 16 monitores de pantalla plana y algunos equipos de cine, entre los que se cuentan computadoras y retroproyectores. El área estaba destinada para la formación de los estudiantes y sería estrenada a finales de este mes.
Ana Karina González, presidenta del Centro de Estudiantes de esa escuela, aseguró que hasta los momentos no han recibido respuestas de las autoridades universitarias acerca de la magnitud real de los sucesos.
“Lo único que recibimos del Rectorado fue un comunicado de repudio a los acontecimientos, pero aún ni siquiera sabemos cuáles son los daños totales. La rectora debe realizar un informe para que peritos hagan la experticia correspondiente y eso no se ha hecho. La única información que tenemos hasta ahora acerca de las pérdidas es lo que ha calculado Rafael Marziano, quien es el encargado de la videoteca”, explicó la dirigente estudiantil.

Piden reforzar la seguridad. La información oficial de la Dirección de Seguridad señala que ese día sólo se encontraban de guardia tres vigilantes debido al asueto decembrino. Por ello, un grupo de estudiantes de la Escuela de Artes elaboró un comunicado que será llevado por el director, Juan Francisco Sanz, al Consejo de Facultad y posteriormente al Consejo Universitario.
En el escrito se exhorta a las autoridades a las que compete no sólo a investigar a fondo el incidente, sino también a que se establezca una política de seguridad efectiva, que encare el problema de inseguridad que viven los integrantes de la comunidad universitaria.
“Exigimos que los directivos puedan garantizar que estamos seguros dentro de la institución. Este tipo de actos no pueden seguir quedando impunes. Los miembros del movimiento estudiantil no reaccionamos antes porque no queríamos interponernos en los trámites legales y preferimos esperar a que las autoridades se nos adelantaran. Ya ha pasado una semana y aún no tenemos ni siquiera las respuestas del por qué ocurrió esto”.
Los estudiantes realizarán campañas y actos culturales en la institución para subsanar el daño ocasionado en la videoteca. Esperan recibir otras donaciones para equipar nuevamente el salón educativo, aunque temen volver a ser víctimas de futuros saqueos si no se afinan los mecanismos de seguridad.