• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Estacionamiento de Parque Central funciona a mitad de capacidad

Las filtraciones, comercios y acumulación de basura quitan lugar para estacionar | Foto: Francesca Commissari

Las filtraciones, comercios y acumulación de basura quitan lugar para estacionar | Foto: Francesca Commissari

El aparcamiento del conjunto residencial cuenta con 6.000 puestos, pero sólo 2.900 están operativos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La luz que escasamente se cuela hasta el sótano 3 del Conjunto Residencial Parque Central revela una telaraña que bien podría ser un muro de nailon. Tejida entre las columnas del sector E es la pared de fondo de una isla de desechos: bolsas plásticas, tubos, cauchos y escombros se apilan en el lugar que debería estar destinado a los carros.

El estacionamiento tiene capacidad para 6.000 vehículos, pero debido a la inhabilitación parcial del sótano 3 y al uso de otras áreas para la práctica de mecánica, la capacidad del lugar se redujo a 2.900 puestos.

El jueves, Corpocapital tomó el lugar con una orden de un tribunal para el desalojo de la empresa Estacionamientos Modernos Kave 100, alegando el descuido de las instalaciones. Ese mismo día cerró locales en los sótanos y ayer personal del organismo realizaba inspecciones en algunos.

Luis Germán González, presidente de la compañía que manejaba el estacionamiento, explicó que la empresa tenía un contrato para la administración por tiempo indeterminado. Señaló que a Kave 100 le correspondía el mantenimiento menor del lugar, que incluye la iluminación y la señalización.

Problemas estructurales, como las filtraciones de aguas blancas y negras, eran responsabilidad del condominio del complejo habitacional: “No fue un desalojo. Fue una incautación, se quedaron con los registros, con los contadores de entrada y salida, los extintores, computadoras, software, mobiliario y sistemas de facturación”.

Kave 100 ha estado a cargo del estacionamiento en dos períodos: de 1978 a 1995 y de 2005 al 31 de octubre de 2013.

Deterioro a la vista. Simón Rodríguez guarda su carro en Parque Central desde hace cuatro años. Confía en que la intervención del estacionamiento mejore el servicio: “Esperamos el cambio. Lo otro no funcionaba. Me robaron el reproductor una vez y nunca respondieron”.

El estacionamiento es oscuro y cada tanto en los tres sótanos aparecen charcos resultado de las filtraciones de aguas blancas y negras.

González reconoce el deterioro del lugar al tiempo que muestra cientos de cartas dirigidas a la gerencia del CSB, la Junta Interventora, el Indepabis y Corpocapital en las que da cuenta de los problemas estructurales del estacionamiento y solicita la realización de inspecciones. En 2009 intentó entregar la administración del estacionamiento al CSB. Una instalación de esas dimensiones amerita por turno 35 vigilantes y 28 cajeros. La regulación de las tarifas del estacionamiento en Parque Central originó una reducción en el número de empleados y de las taquillas de entrada y salida, señala.

Mientras los clientes resienten las fallas en la calidad, González asegura que le interesa garantizar la liquidación de los 54 trabajadores que quedaron desempleados.

Tarifas congeladas

Mientras las tarifas de los estacionamientos estuvieron congeladas –de 2005 a 2012– propietarios e inquilinos pagaban un bolívar diario por un puesto para aparcar. “Todos los ingresos se iban en el pago de nómina. Quieren hacer ver que nosotros no hacíamos nada, pero tanto el CSB como el Indepabis estaban al tanto de nuestra estructura de costos”.

1.250 propietarios están inscritos en el estacionamiento y por un acuerdo firmado en 2004 cuentan con un subsidio del servicio. Cada propietario cancela mensualmente 118,27 bolívares y de poseer un segundo vehículo paga el monto adicional de 179,20 bolívares al mes.

En 2011 la Junta Interventora del CSB firmó un contrato para el asfaltado, señalización, pintura e iluminación de los sótanos, pero los trabajos no concluyeron. González denunció que los trabajos fueron de mala calidad: “El cableado no se ajusta al voltaje y las lámparas eran de plástico por lo que hubo varios cortocircuitos que fueron conato de 10 incendios”.

El Testimonio

Lenis Márquez. Propietaria de un comercio en el sótano

“El jueves, Corpocapital cerró los comercios del sótano. Debemos cancelar una multa por no contar con permiso de los bomberos, presentar el contrato de arrendamiento y el recibo del último pago. Me parece que esta fue la manera que encontraron de organizarnos y saber cuántos somos y qué actividades realizamos. Es bueno que le hayan quitado a esa empresa el control del estacionamiento porque esto decayó muchísimos en los últimos años”.