• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Esperan indemnización habitantes de casas afectadas por el Metro

Los efectos de la construcción de la línea 1 del Metro de Los Teques aún son visibles desde El Guanábano I | Leonardo Guzmán

Los efectos de la construcción de la línea 1 del Metro de Los Teques aún son visibles desde El Guanábano I | Leonardo Guzmán

En Guanábano I, El Matadero y El Carmen, entre otros sectores, aguardan desde hace nueve años por respuesta. De 5.000 viviendas con daños sólo 1.083 fueron expropiadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En El Guanábano I, en la carretera vieja Caracas-Los Teques, recuerdan cómo hace nueve años se estremecieron las casas. “Se sacudían, tambaleaban paredes y columnas. Parecía una guerra, una seguidilla de terremotos. Nada paró las detonaciones, las hicieron hasta tres veces al día”, dice Manuel Sánchez, vecino.    

Los explosivos utilizados en la construcción de los túneles de la Línea 1 del Metro de Los Teques, en enero de 2004, afectaron las viviendas de 14 sectores, entre ellos El Matadero, Río Cristal, Los Unidos, El Guanábano I, Barrio Nuevo, El Carmen, Puerta Verde y Aguachina. “Las casas, muchas con más de 30 años de antigüedad, no volvieron a ser las mismas. Las paredes se agrietaron, las columnas se convirtieron en quebradizas y los terrenos se empezaron a deslizar con mucha facilidad”, asegura Norma Tovar, otra habitante de El Guanábano I. 

El Metro de Caracas y de Los Teques se comprometió a expropiar alrededor de 5.000 viviendas, pero solamente cumplió con 23% de lo prometido, según afectados. La obra, que contó con un monto aproximado de 800 millones de dólares y fue ejecutada por la empresa Oderbrecht, fue concluida en 2006. “Había listas, personas a las que iban a darle prioridad en la asignación de nuevas viviendas. En mi sector, por lo menos, hay 10 en condiciones críticas que esperan por la indemnización”, asegura Tovar.  

El caso fue expuesto en el despacho de la Presidencia, Vicepresidencia de la República, Ministerio Público, Defensoría del Pueblo, Metro de Los Teques y de Caracas, Ministerio de Hábitat y Vivienda, Asamblea Nacional de la República, Protección Civil de Distrito Capital, Bomberos Metropolitanos, Cabildo Metropolitano y Jefatura de Macarao (Casa del Poder Popular Comunal). Además, protestaron en diferentes organismos del Estado. “No hay funcionario del Gobierno que no sepa sobre nuestra situación. En una oportunidad se acercó Elías Jaua, cuando estaba en campaña para la Gobernación de Miranda, y le expusimos el caso otra vez”, señala Sánchez.

Explicó que en la Fiscalía General y la Defensoría del Pueblo se abrieron expedientes sobre el caso, números 15F2549408 y P-08-04035. “Las investigaciones fueron paralizadas, no se hizo más nada”, agregó. 

Las denuncias fueron respaldadas por el concejal Juan Carlos Alemán.

En un informe levantado en 2011 por las comunidades afectadas se indica que en la construcción nunca se tomó en cuenta a los vecinos, pues no se expusieron los estudios sociales, de impacto ambiental, de suelos, de Protección Civil o Bomberos Metropolitanos. Tampoco se habría mostrado el plan integral que beneficiaría a las zonas afectadas. Se señala que luego de las construcciones se hicieron reuniones entre las comunidades y la compañía Metro de Caracas, en las que participó la Jefatura de Macarao. “Estuvieron el general Gustavo González, entonces presidente del Metro de Caracas, y funcionarios de la compañía, como la ingeniera Maygualida Salazar y la licenciada Maryorie Mendoza, entre otros. Se acordó en ese momento, 2008, que se tomarían las medidas pertinentes para los casos de las viviendas que serían expropiadas o indemnizadas. Se rechazó la reparación debido a las condiciones actuales de los sectores”, indica el documento.

Investigar. Además de la expropiación e indemnización, los vecinos afectados solicitan que se investigue el caso debido a que presumen malversación de recursos.

La mayoría de los funcionarios del Metro, a cargo de la obra, no trabajan en la compañía. De acuerdo con los vecinos, el presupuesto destinado a la indemnización de las viviendas fue ejecutado antes de 2008. 

Entre ruinas

La construcción de la Línea 1 del Metro de Los Teques dejó a las comunidades cercanas en ruinas. En El Guanábano I, por ejemplo, abundan escombros de viviendas. “Muchas casas fueron desocupadas y luego invadidas porque no se demolieron a tiempo”, explicó Manuel Sánchez, vocero de los afectados.

De acuerdo con testimonios de vecinos, en la ejecución de la obra se distribuyeron folletos  informativos que recomendaron “desconectar electrodomésticos, salir de casas durante 10 minutos o hasta que pasara el temblor y notificar inconvenientes a la Dirección de Relaciones con La Comunidad en Metro Las Adjuntas”.

Los vecinos aseguran que la premura y la cantidad de explosivos utilizados en la construcción influyeron de forma negativa en las condiciones actuales de los sectores afectados. “Ninguna casa está segura en esta zona. El año pasado estuvo catastro y el Instituto Municipal de Gestión de Riesgo y Administración de Libertador. Se marcaron las viviendas en malas condiciones, pero todavía seguimos en espera”, indicó Norma Tovar, vecina.