• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Ellos se ganan la vida con ingenio y a pie

Oswaldo Duque empotró una corneta en una carretilla y recorre el centro de la ciudad vendiendo CD | Foto: Omar Véliz

Oswaldo Duque empotró una corneta en una carretilla y recorre el centro de la ciudad vendiendo CD | Foto: Omar Véliz

Recorren el centro de la ciudad para ofrecer café, postres y música, mientras sortean las irregularidades de las aceras

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sol no ha terminado de despuntar cuando Juan Monegro está listo para la brega. Siempre lleva zapatos deportivos. No tiene otra alternativa. Su trabajo consiste en ofrecer el cafecito matutino a quienes se desplazan por el centro de Caracas.

En los tres años que tiene dedicado a ese oficio armó una ruta: empieza por la plaza El Venezolano, sigue a la Bolívar, sube hasta el Banco Central, pasa por la Inspectoría del Trabajo y luego baja a Plaza Caracas, el Palacio de Justicia, retorna a El Venezolano y vuelve a empezar.

Monegro literalmente patea la calle para ganarse la vida. A las 3:00 am se levanta para preparar cinco termos de café negro, uno de café con leche y otro de manzanilla. A las 5:30 am está en el centro, donde permanece hasta pasadas las 2:00 pm. “Estoy acostumbrado; de alguna manera debo sobrevivir. Uso ropa fresca y estoy pendiente de estar aseado porque si te ven las manos sucias o la cara sin afeitar, la gente no compra”. Para el vendedor, lo mejor de caminar la ciudad es que puede hacer muchas amistades.

Ana Cecilia Pereira, de la plataforma Peatones Activos –constituida por Ser Urbano, Una Sampablera por Caracas y Caracas a Pie–, afirma que el peatón es la razón de ser de la ciudad: “Al caminar estás en contacto con el otro y haces ciudad. La cortesía aparece más fácilmente cuando se va a pie. En un vehículo a motor no tienes la oportunidad de entablar una relación con los otros”.

En Caracas, el peatón es mayoría. Al sumar los traslados que se realizan completamente a pie y los de peatones que en algún punto deben tomar el transporte público resulta que 75% de los caraqueños se moviliza caminando.

Para hacer honor a la estadística, se formó la alianza que celebra por primera vez la Semana del Peatón. “Elegimos esta fecha porque el 26 de octubre se conmemora el nacimiento de José Gregorio Hernández, que es el único peatón arrollado en Venezuela que se conoce con nombre y apellido; el resto es invisible ante la opinión pública”, subrayó Pereira.

El ingenio presente. Los trabajadores que ejercen su oficio a pie hacen uso del ingenio para facilitar la labor. Gina Morales vende quesillos con un dispositivo particular: tomó un cochecito de bebé, lo envolvió en tirro y con el adhesivo fijó una bandeja en el lugar donde normalmente va el niño. Allí coloca la mercancía, y para evitar que algún insecto se pose sobre el producto le armó una cubierta de plástico. De ese modo se asegura que nada ensucie el quesillo mientras sube por la avenida Baralt desde Quinta Crespo y se mueve por los alrededores de El Silencio.

Oswaldo Duque hizo lo propio con una carretilla, a la que le empotró una corneta recargable de 12 voltios conectada a un discman, y sobre eso puso una caja de madera en la que lleva los CD quemados por él mismo. La jornada de Duque empieza a las 8:00 am y se prolonga hasta las 5:00 pm. Recorre Candelaria y las avenidas Urdaneta y Universidad hasta llegar a Capitolio: “Es un carro pequeño por lo que no me resulta muy difícil desplazarme por las avenidas”.

A diferencia de Duque, a Dayana González sí se le hace difícil trasladar el carrito con el que hace "cirugía de cédulas" -plastifica los documentos que se encuentran deteriorados- en Plaza Caracas hasta La Concordia, donde lo guarda. “Hay bastantes huecos y a veces paso por alcantarillas que atrapan la rueda del carro”.

Caminar en grupo. Hay quienes trabajan caminando e invitan a otros a caminar con ellos. Patricia Tintori es guía turística de la asociación civil Soy Tu Guía. El grupo organiza visitas al centro de Caracas y al Parque Nacional El Ávila. “En promedio, completar las rutas nos toma hasta cinco horas. El centro está bastante bien. Aunque cuando nos salimos de la zona histórica puede estar un poco sucio, es así en todas las capitales del mundo. La gente queda muy agradecida porque no se imaginan las historias que hay detrás de muchos lugares. Todos en Soy Tu Guía están certificados internacionalmente y cuentan con diplomados en Historia Contemporánea”. Se pueden contactar a través del Facebook: Soy Tu Guía Venezuela o por el e-mail info@soytuguia.com.

Discontinuidad

La inadecuada disposición de la basura, la escasa iluminación y la falta de continuidad de las aceras son los problemas que más aquejan al peatón cuando se desplaza por la ciudad. Oscar Anzola, profesor de Ingeniería de Tránsito en la Universidad Central de Venezuela, afirma que son muchas las oportunidades en las que el caminante ve interrumpida la ruta porque la acera se termina, desaparece y no sigue.

Anzola opina que los carritos empleados por los vendedores no dañan las aceras ni los bulevares porque el concreto es suficientemente fuerte para resistir ese tipo de ruedas. “Todas las arterias viales deben tener buenas aceras. Si no se recoge la basura, se convierte en un obstáculo. Además, hay que limpiarlas constantemente para eliminar los sedimentos de los desperdicios. La falta de iluminación es un problema porque, aunque la acera estuviese en buen estado, si no está iluminada la gente se cohíbe de pasar por ahí”.

El Dato

En Caracas hay 87,63 hectáreas decretadas como bulevares y paseos. 46,51 de esas hectáreas  están acondicionadas, de acuerdo con las cifras del Plan Caracas 2020, elaborado por la Alcaldía Metropolitana.