• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

La iglesia Dulce Nombre de Jesús recuperó su esplendor colonial

Dulce Nombre de Jesús | Leonardo Guzmán

Dulce Nombre de Jesús | Leonardo Guzmán

El templo fue refaccionado para eliminar las filtraciones y el deterioro, y será entregado hoy en acto público

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pasaron más de 40 años para que la iglesia Dulce Nombre de Jesús, situada en el casco central de Petare, recobrara el esplendor de su origen colonial. Ese momento llegó hoy, cuando la Gobernación de Miranda y la Alcaldía del Municipio Sucre entreguen la estructura que data de 1621.

Para cumplir con esa meta, se levantó un sistema planimétrico que permitió diagnosticar el avanzado deterioro del templo católico. Acto seguido, se efectuó la remoción de losas partidas en el piso, la limpieza de drenajes y eliminación de las filtraciones de techos y paredes. Asimismo, se renovó el sistema eléctrico y se retiraron los cables externos que estorbaban la vista.

Cumplido el objetivo, las columnas azules del pasillo central quedaron revestidas de un sobrio color marfil que contrasta desde su fachada con una pintoresca pared rosa y que armoniza con los colores de las viejas casas de grandes ventanales, en el casco central.

Gabriel Acosta, restaurador del templo, detalló que fueron corregidos varios desperfectos, ocasionados hace más de cuatro décadas en los últimos trabajos de mantenimiento. Sostiene que por desconocimiento de los ejecutores, se emplearon elementos inapropiados que ocasionaron daños, ahora subsanados.

“Para adherir los lienzos del altar mayor fue utilizada pega de zapato. En este caso nosotros empleamos un pegamento térmico, que permite que las obras se desprendan fácilmente, aplicando sólo un poco de calor”, explicó sobre las cuatro pinturas dedicadas, cada una, a los apóstoles de Jesús: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Durante el año que duraron los trabajos no faltaron las velas y flores que colocaban en ofrenda los devotos petareños. “Por acá venía todo el mundo, sin importar el movimiento de obreros, arquitectos, restauradores e ingenieros que se involucraron con la iglesia. Aun así se les veía rezando o dejando su presente en acción de gracias. Ellos serán los primeros agradecidos cuando vean cómo quedó todo”, dijo Miguel Gutiérrez, sacristán de la iglesia Dulce Nombre de Jesús.

Obras de arte. Sobre la intervención de los retablos, en los que reposan imágenes sacras, el experto señala que fue necesario corregir varios detalles que restaban autenticidad patrimonial a la iglesia.

“Durante ese proceso se retiró la capa superficial de pintura que se utilizó para realzar los colores originales y se dejó el retablo como nuevo. Pero a efectos de esta restauración queremos inculcar en la población que lo más importante es rescatar los colores originales y sanar la pieza. La experiencia que tenemos con algunas iglesias es que por el afán de querer conservar la obra terminan alterando el monumento”, afirma Acosta.

Entre otros detalles, la Alcaldía de Sucre informó que fue rediseñado el sistema eléctrico y se repararon los frisos con técnicas artesanales. Acota Alex Ojeda, presidente de la Fundación José Ángel Lamas, que aun cuando se pensaba que estaban en buen estado, la capa asfáltica de impermeabilización, el trabajo tuvo que rehacerse. “Personal de la alcaldía y de la Gobernación de Miranda se percataron de que el manto asfáltico del techo se había colocado al revés, lo que obligó a incorporar al proyecto ese nuevo trabajo”, dijo Ojeda.

Segunda etapa

A partir de hoy, el templo queda restaurado en 90%. Sólo faltaría retocar dos retablos que se ubican en los laterales de la entrada principal, los lienzos de Tito Salas y mejoras en el área del campanario. “Una vez que se conozca la partida presupuestaria de esta segunda etapa, será informada a la opinión pública”, indicó el presidente de Fundalamas, Alex Ojeda.

Para esa fecha, aún incierta, será retirada del piso y expuesta en un lugar más visible la lápida de Serafina del Pozo, prima segunda del mariscal Antonio José de Sucre. La placa fue descubierta por el obrero Giovanni José Subero, cuando faltaban cuatro meses para entregar el templo.

Para conservar este y otros patrimonios, los petareños piden a la Alcaldía de Sucre y a la Gobernación de Miranda la formación de policías patrimoniales. “Me duele saber que  a escasas horas de la inauguración ya están las paredes sucias. Por eso solicitamos apoyo a las autoridades para que formen funcionarios que resguarden el inmueble. Tenemos que erradicar esa mentalidad destructiva, por pensar que tenemos un gobierno local, regional o nacional que nos va a arreglar las cosas”, denunció Magali Rodríguez, custodia del Cristo de la Salud, uno de los patronos del pueblo de Petare.

El acto de celebración se realizará hoy a las 10:00 am, en una misa oficiada por monseñor Luis Armando Tineo. También se contará con la presencia de la gobernadora encargada de Miranda, Adriana D’Elía, y el alcalde de Sucre, Carlos Ocariz.

Las Cifras

10 millardos de bolívares costó restaurar 90% del templo católico