• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Duermen frente al ministerio en espera de una vivienda

Dicen que se mantendrán en el sitio hasta que sean escuchados / Omar Véliz

Dicen que se mantendrán en el sitio hasta que sean escuchados / Omar Véliz

En Chacao, 11 personas provenientes de Caracas, Vargas y Sucre piden un techo propio al ministro Ricardo Molina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Una casa digna y título de propiedad”. Estas son las peticiones de 11 personas provenientes de Caracas, y los estados Sucre y Vargas, que permanecen apostadas frente a la sede del Ministerio de Vivienda y Hábitat, en el municipio Chacao, hasta tanto no sean escuchados por el ministro Ricardo Molina. Señalan que tienen ocho días durmiendo sobre cartones en la puerta del organismo, en espera de que sean procesadas sus solicitudes.

Con clavos en las piernas producto de una caída en moto, Yolmer Segovia también se mantiene frente a la sede ministerial. Está acompañado por su esposa e hijo, de unos ocho meses. Mientras relataba su historia, le daban de comer arroz chino al bebé, comprado con la ayuda de personas que al pasar les dan dinero.

“Pese a la dificultad de la pierna, acá me mantengo en espera de que algún funcionario nos escuche a mí y al resto de las familias. Mi mayor anhelo es darle un techo a mi hijo, quien lamentablemente nació sin un hogar. Desde hace ocho meses estoy sin casa. Y desde ese momento, he estado ruleteando, viviendo en casa de familiares”.

Organizados. Katyanis Gutiérrez llegó a Caracas desde Cumaná exigiendo la restitución de una vivienda. Comenta que aunque le fue asignada una en Nueva Esparta, hace cuatro meses fue sacada del inmueble. “Ahora no tengo dónde vivir. Por eso vine con estas personas que conocí en una de las tantas cruzadas por conseguir un techo, para que seamos atendidos”.

Como ella, Dorlis Zerpa asegura que le fue adjudicada una vivienda social en Charallave. Pero no aceptó, en espera de que saliera alguna oportunidad en Caracas, cerca de su familia. “Permití que se fuera a vivir otra persona, pues me dijeron que ya se estaba tramitando una casa por acá mismo en la ciudad. Pero ya no se puede hacer nada, por eso estoy aquí”.

Yohana Guevara también forma parte de este grupo de 11 adultos que permanecen junto a sus 7 hijos, desde recién nacidos hasta niños de 5 años, frente a la institución pública. Señaló que pese a su condición, se mantendrá allí hasta que sea escuchada. “Son 8 días y ninguna autoridad nos ha respondido. Incluso, la directora de Adjudicación nos dijo que no ha recibido ninguna orden para ofrecerles casa”. Guevara, quien sufre de epilepsia solicitó ayuda para comprar su medicamento fenobarbital de 100 miligramos. “Sólo los vecinos de Chacao han venido a colaborar con nosotros”, acotó.