• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Divididos en El Silencio por uso del teatro Junín

Teatro Junín | Secretaría de Identidad Caraqueña

Teatro Junín | Secretaría de Identidad Caraqueña

La sede, que sirvió como centro de entretenimiento, será usado para reuniones del Consejo Federal de Gobierno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La mitad a favor, la mitad en contra. Como ocurre en todo el país, los vecinos del teatro Junín, localizado en la urbanización El Silencio, en Caracas, tienen opiniones divididas sobre el uso que debe dársele al antiguo centro de entretenimiento construido en 1950.
El edificio de tres pisos fue remodelado por completo. De acuerdo con lo anunciado por la Vicepresidencia de la República, a través de la Fundación Propatria 2000, que ejecuta las obras de reconstrucción, el recinto será un área para reuniones relativas al Consejo Federal de Gobierno. Sin embargo, el presidente de la fundación, Daniel Tascón, señaló en una entrevista a VTV en marzo de este año, que podrá albergar actividades culturales. 
Agustín Ferraz, dueño de una zapatería que está ubicada frente al teatro desde hace más de 30 años, cree que la estructura debería tener actividades que promuevan el sano esparcimiento. 
“Eso antes era un verdadero teatro, luego fue un centro evangélico y después lo abandonaron y hasta le quitaron el aviso. Yo creo que lo lógico es que sea un teatro, aunque no sé qué van a hacer con él ahora. Todo el tiempo dicen que lo van a inaugurar y nada”, explicó. 
Un trabajador de uno de los locales cercanos, que solicitó el resguardo de su identidad, expresó su descontento por la utilidad política que podría tener el recinto: “Por mí, que no lo abran más. Eso es un centro para hacer proselitismo político que a nosotros no nos va a traer ningún beneficio, otro sucucho más. Ya han tratado de inaugurarlo varias veces y los dejan embarcados”. 
En total, de 10 vecinos encuestados, 4 mostraron su desacuerdo con que el teatro Junín sea usado para actos políticos. El resto apoyó la causa. 
El pasado viernes 12 de abril fue una de esas ocasiones en las que se había anunciado la fecha de apertura, pero no se cumplió. Ese día hubo un acto para la entrega de recursos a varios consejos comunales de Libertador con la ministra de Comunas y Protección Social, Isis Ochoa. 
De acuerdo con el cronograma anunciado por la Fundación Propatria 2000, el teatro debió abrirse a finales de 2011. El acto se pospuso para julio de 2012 y, luego, para octubre de ese mismo año. 


A puerta cerrada. Un funcionario de la Vicepresidencia de la República señaló que sólo falta el acto inaugural para abrir el centro localizado en la plaza O’leary.
La puerta principal y una de las laterales están resguardadas por santamarías cerradas. Del otro lado, un par de puertas de vidrio tienen rotulada la frase Consejo Federal de Gobierno. El auditorio de dos plantas cuenta con una tarima y una pantalla gigante para proyectar películas. Desde afuera nadie puede detallar cómo quedó el teatro y el acceso a él, pese a que las obras fueron terminadas, está prohibido. 
El recinto fue diseñado por el arquitecto estadounidense John Eberson e inaugurado en 1950 con un aforo de 924 butacas. Los 2 primeros pisos funcionaban como cine, los otros 4 albergaban oficinas administrativas. Fue usado por 18 años por la iglesia Centro de Orientación Cristiana Nuevo Pacto. Allí funcionó también Radio Rumbos.