• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Deterioro de instituciones del Estado dispara homicidios de menores

Uso de armas de fuego es la principal causa de muerte entre varones de 15 a 17 años de edad, según Cecodap. El Ejecutivo tiene la responsabilidad de controlarlas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El deterioro de las instituciones del Estado, y no las informaciones transmitidas por los medios de comunicación, es la principal causa del incremento en la violencia criminal entre menores de edad. A esta conclusión llegaron en forma independiente el director de Cecodap, Óscar Misle, y el criminólogo de la Universidad de Los Andes, Freddy Crespo, que han estudiado varios aspectos de la violencia en el país.

Ambos coincidieron en señalar que los menores de edad cada vez están más involucrados en hechos violentos, en el papel de víctimas y victimarios. Un estudio realizado por Cecodap sobre la base de los anuarios de mortalidad del Ministerio de Salud indica que el uso de armas de fuego -cuyo control es responsabilidad del Ejecutivo, de acuerdo con la Constitución y las leyes- está en 75% de los casos de muertes violentas reportadas en el país entre 1999 y 2010, cuando se publicó la última edición del anuario.

Los reportes de la prensa caraqueña señalan que entre 2010 y 2012 los casos de homicidios de menores de edad en la capital se incrementaron en 41,8%. Este año van 75 casos, lo que apunta a un total similar al de 2012. En todo el país, la estadística suma 415 menores, mientras que durante el año 2012 se contabilizaron 892 casos de jóvenes menores de 18 años víctimas de la violencia.

Los estudios indican que durante las vacaciones escolares, cuando el adolescente y el niño está fuera del control del sistema educativo, los homicidios de menores de edad se incrementan.

Misle cree que esta situación es indicativa de un problema cada vez más agudo, especialmente en la población masculina. Señaló que durante las entrevistas realizadas en visitas a planteles de 15 estados han encontrado expresiones como: “Nos estamos quedando sin hombres”.

Indicó que debido a la desestructuración familiar y la ausencia del Estado, los jóvenes en general se convierten en actores de la violencia cada vez más temprano. Antes solía ser a los 15 años de edad. Ahora, se incrementa la frecuencia de casos con víctimas o victimarios de 12 años. “Hay un cóctel de drogas legales e ilegales, motos y problemas irresueltos que acrecienta la violencia. El varón llega a los 14 años sin referentes importantes, siente que la sociedad está en deuda con ellos y que no hay nada que les haga valorar la vida de los demás”.


Una tendencia. El criminólogo Crespo señaló que en el país se instaló desde hace años una tendencia al incremento de los homicidios en general. En esta curva ascendente, los grandes protagonistas son personas que están en el grupo de los jóvenes, es decir con edades que pueden estar entre los 15 años y los 24 años de edad.

Indicó que la estadística de muertes violentas entre jóvenes se acentúa en los años especialmente conflictivos, como han sido 2012 y 2013. De acuerdo con sus cálculos, la tasa de homicidios para menores entre 15 años y 17 años de edad supera los 200 casos por cada 100.000 habitantes.

Dijo que durante los últimos veinte años, los jóvenes se han socializado en un marco general de descontrol, en el que las normas son violadas desde las partes más altas del Estado: “Este es el país en el que ellos se han socializado, un país en el que la educación termina siendo poco atractiva pues implica mucho trabajo y poca recompensa. Esto no pasa sólo en sectores populares. Lo he visto en todas las clases”.

Crespo considera que la violencia juvenil se incrementa ante la perspectiva de que los homicidios y otros delitos quedarán impunes, ya sea en virtud de la condición de menor o de la posibilidad de llegar a arreglos con las policías y los jueces.