• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Déficit de equipos limita atención de víctimas de fuegos artificiales

Accidentes con fuegos artificiales pueden provocar la mutilación de dedos | Foto: Omar Véliz

Accidentes con fuegos artificiales pueden provocar la mutilación de dedos | Foto: Omar Véliz

En el país solo se cuenta con 24 camas y 3 unidades especiales para atender heridos de quemaduras graves

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los fuegos artificiales suelen detonar en muchas manos en diciembre. Pese a que la mayoría son arrojados antes de explotar, otros perjudican a las personas que se atrevieron a manipularlos. Las consecuencias son graves heridas a causa del fuego, dedos mutilados, rostros desfigurados, oídos ensordecidos y largos recorridos por centros hospitalarios que estén acondicionados para atender a heridos por quemaduras.

El proceso se inicia con la búsqueda de sitios adecuados para asistencia a pacientes con graves quemaduras. Solo 24 camas especiales –distribuidas en los hospitales Coromoto, en Maracaibo, militar Carlos Arvelo y Jesús Yerena de Lídice, en Caracas– están operativas en el país para asistir a pacientes con quemaduras. Jesús Pereira, presidente de la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica, asegura que son necesarias 6 unidades adicionales para cubrir la demanda de pacientes con quemaduras. “Sería idóneo contar con salas especializadas en las regiones oriental, andina, en Puerto Ordaz, Punto Fijo, Puerto Cabello y La Guaira. Esos sitios son claves porque cuentan con mayores probabilidades de tener personas con quemaduras debido a que están cercanas algunas plantas petroleras y termoeléctricas”, explicó.

Solo en Anaco, estado Anzoátegui, se construye un hospital universitario con una unidad especial de Caumatología o área de tratamiento para pacientes con quemaduras. La edificación –que forma parte de la segunda fase de Barrio Adentro IV– apenas cuenta con menos de la mitad de avance.

Sonia Cedrés, profesora titular de Edificaciones Médicos-Asistenciales del Instituto de Desarrollo Experimental de la Construcción de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV, indicó que se requieren de normas específicas en las infraestructuras para asistir a pacientes con quemaduras. “La unidad más antigua, en el Hospital Coromoto de Maracaibo, data de la década de los cincuenta. Aunque se ofrece atención médica a personas con quemaduras en varios centros asistenciales del país, son pocos los que están dotados del equipamiento y las estructuras recomendadas”, dijo.

Los pacientes con quemaduras deben estar aislados; contar con bañeras, camas, pesos, salas de visitantes, cirujanos y quirófanos especiales. Se recomienda, igualmente, que en los centros asistenciales con salas de Caumatología haya helipuertos para recibir a afectados de distintas regiones. “No son pacientes comunes. Necesitan ser atendidos en ambientes esterilizados porque son muy vulnerables a contaminarse. En el diseño, además, debe cuidarse el componente psicológico, pues hay personas con quemaduras que tardan meses en recuperarse, encerrados en habitaciones, aislados”, acotó Cedrés.

Cuidados generales. En los hospitales Miguel Pérez de León, José María Vargas, entre otros localizados en la capital, se cuenta solamente con cuidados de emergencia para personas con quemaduras.

Daniel Sánchez, médico del hospital Vargas, señala que una persona con quemaduras superiores al 80% cuenta con probabilidades mínimas de recuperarse. Indica que el déficit de equipos, personal y unidades especializadas en el país influyen en el agravamiento de los pacientes. “Nosotros solo podemos ofrecerles cuidados generales. Sin embargo, los afectados requerirán de tratamientos intensivos y prolongados dependiendo del caso”, agregó. 

Tratamiento costoso

El tratamiento de las personas con graves quemaduras suele ser costoso. Un paciente que acuda a un centro de salud privado puede consumir el seguro hospitalario en 72 horas.

Jesús Pereira, presidente de la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica, asegura que lo mejor es prevenir accidentes con fuegos pirotécnicos en estas fechas: “Además del trauma y la afectación física de las víctimas de fuegos artificiales, los costos de los tratamientos son elevados. Comúnmente los niños son los más vulnerables a sufrir accidentes en diciembre, incluyendo aquellos por mal manejo de agua hervida. Por eso, los padres tienen una gran responsabilidad y deben evitar daños”.