• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Continúa la entrega de casas y electrodomésticos

Los grupos familiares provenientes de refugios han recibido artefactos de la línea blanca | Henry Delgado

Los grupos familiares provenientes de refugios han recibido artefactos de la línea blanca | Henry Delgado

Residentes del urbanismo piden más vehículos para la ruta comunal; aseguran que son pocos para los habitantes. Jessy Rosso recibió las llaves de su apartamento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una llamada el lunes en la tarde le cambió la vida a Jessy Rozo. “La tenemos anotada en una lista de personas que necesitan vivienda. Preséntese el miércoles en la urbanización en La Limonera, que la vamos a ayudar”. La mujer hizo lo propio y, después de firmar una lista, le entregaron las llaves de su apartamento.

“Me quedé de un bloque. No lo puedo creer. Con esta noticia me cambió la vida por completo. Yo sabía que estaba anotada en varias listas esperando vivienda, pero no que me iban a ayudar tan rápido. ¿Qué mejor Niño Jesús para mi bebé que una casa?”, dijo.

Rozo vivía con su niña de 5 meses de nacida en su casa, en el sector Los Ocumitos de la Autopista Regional del Centro, específicamente a la altura del kilómetro 22. Pero desde finales de 2011 la vivienda estaba en situación de riesgo, debido a las fuertes precipitaciones registradas en la zona. Uno de los aspectos que más le preocupaba es que la cocina estaba sin techo.

“A veces me quedaba en la casa de mi mamá. Afortunadamente logré hacer varios trámites para conseguir mi casa. Me había registrado en la Misión Vivienda, en la Vicepresidencia y en varios operativos. Para recibir el apartamento me pidieron varios papeles, entre ellos una declaración jurada de que no poseo vivienda y la partida de nacimiento de la niña”, relató.

Ayer, a otras familias en situación similar a la de Rozo les adjudicaron apartamentos en La Limonera. En el caso de los grupos familiares que estaban alojados en refugios, les dieron algunos artefactos de la línea blanca. Los nuevos beneficiarios se suman a las 120 familias que el pasado viernes recibieron casas en la Limonera. El ministro de Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina, informó que esos apartamentos son parte de los 1.003 que se entregaron el jueves de la semana pasada en Miranda.

En el complejo urbanístico hay 11 terrazas, que cuentan con 6 edificios de 5 pisos; cada nivel tiene 8 apartamentos, que cuentan con 3 habitaciones, 1 baño, 1 comedor y 1 cocina.

Fallas con el transporte. La principal preocupación de las familias que estaban damnificadas y que ahora viven en la urbanización es la falta de vehículos de transporte público en el sector. El único medio que tienen son los autobuses de las rutas comunales que les brindan el servicio, pero aseguran que no son suficientes para la cantidad de familias.

Anmeida Guatacha vive en las terrazas 6.1 desde mayo de 2010. Para llegar a tiempo a su trabajo sale de su casa a las 5:30 am: "Como entro a las 8:30, salgo antes de que amanezca. Para salir de aquí paso una hora haciendo la cola. Después nos dejan en el pueblo de Baruta y allí agarramos otros carritos. Pedimos más camionetitas porque en estos días han venido más familias hacia las terrazas 11 y cada vez es más difícil llegar y salir".

Otros residentes aseguraron que, además de las fallas en el transporte, constantemente hay problemas de convivencia entre las familias. En ese complejo aún no olvidan que en enero un hombre fue asesinado en la terraza 6 por reclamar a unos jóvenes que consumían droga en ese edificio.

Los testimonios

Yajaira Bolaño, ex damnificada

“Me llamaron a las 11:00 am para decirme que mi apartamento estaba listo; vine y me dieron las llaves. No tengo palabras para explicar lo feliz que me siento”.

Anmeida Guatacha, habitante Terraza 6

“Aquí vivimos muy bien y tranquilos, pero para salir paso una hora en cola. Necesitamos más autobuses de la ruta comunal.

Mabel Sánchez, habitante Terraza 5

“Voy para dos años viviendo en la urbanización y nunca he tenido inconvenientes con mis vecinos. En el edificio tenemos normas de convivencia para estar bien”.