• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Construcciones inadecuadas son el primer riesgo municipal

Débiles suelos en la zona rural y edificaciones levantadas en fuertes pendientes son las principales vulnerabilidades

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El riesgo en El Hatillo tiene un rostro rural. Caseríos como San Andrés, Turgua, La Mata, Los Lanos, Puerta Negra y La Caridad son altamente vulnerables a las lluvias. Se trata de una debilidad que comenzó muchos años atrás, cuando pobladores de la zona edificaron sus viviendas sobre verdes montañas, sin tener en cuenta que al pasar el tiempo las rocas perderían su resistencia y terminarían cediendo.

El coordinador del gabinete metropolitano en gestión de riesgo, geógrafo Jesús Delgado, explica que esas son susceptibilidades de origen, pero advierte que también hay otras, relacionadas con la intervención del hombre, denominadas adquiridas.

La Unión, Caicaguana, la Vía El Seminario, el Alto Hatillo y la zona de El Encantado son áreas con esas características.

Allí se levantaron edificaciones en pendientes muy pronunciadas, y para poder construir se hicieron cortes de rocas muy peligrosos. Delgado advierte que en un lapso de 40 o 50 años esos edificios merecerán intervención especial, trátese de pantallas atirantadas o muros de contención, pues la roca en ese tiempo estará muy meteorizada.

Es el caso afrontado por los vecinos de Los Naranjos en las torres Géminis, donde la pantalla atirantada que contenía el talud cedió e hizo que la montaña se derrumbara sobre la parte trasera de la edificación.

Otro problema de orden geotécnico, según Delgado, tiene que ver con la ocupación y urbanización progresiva de las cercanías del sur del río Tusmare, una zona que aún siendo protegida se está deteriorando con el creciente incremento de urbanismos.

La naturaleza busca su espacio.La directora de PC El Hatillo, Elaisa Ferris afirma que no existe lugar en el municipio que no sea vulnerable. Indica que en los últimos dos años no ha parado de llover, incluso en época de verano; lo que causa que la montaña retenga demasiada humedad.

"En Venezuela no hay cultura de riesgo. Mi gran temor es que aquí ocurra un gran sismo, porque nadie está preparado y no tenemos los equipos para responder a la ciudadanía".

Las lluvias permanentes han incidido negativamente en Turgua, zona que fue decretada por Ferris como de alto riesgo y aún no ha salido de esa categoría. Por el contrario, la montaña sigue cediendo. Ferris alerta inclusive del peligro de que toda la tierra removida se lance a la quebrada.

"Es preocupante que todo lo que baja de la montaña se vierta sobre la quebrada. El agua buscará su cauce y ese será un gran problema".

Sin recursos. A pesar de que son la primera autoridad responsable de atender las emergencias, PC El Hatillo no cuenta con los recursos mínimos para afrontarlas. Actualmente sólo tienen un vehículo en funcionamiento y las tres ambulancias están fuera de servicio. Ferris agradece la colaboración de los voluntarios y de su equipo, integrado por 10 personas, que con mística encaran cualquier contingencia.

Dice que trabajan de manera coordinada con Protección Civil Baruta y Sucre, así como con la de Los Salias, con los cuales tienen convenios.