• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Condicionan habitabilidad de Terrazas de La Vega

Urbanización  Terrazas de La Vega II | William Dumont

Urbanización Terrazas de La Vega II | William Dumont

La promotora del urbanismo esperará la sentencia para acometer arreglos que, señalan, siempre estuvieron dispuestos a hacer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El dictamen técnico final sobre la habitabilidad de los edificios 9, 10, 11, 12 y 13 de la primera etapa de la urbanización Terrazas de La Vega, elaborado por dos ingenieros nombrados por el Tribunal Supremo de Justicia, es claro en una conclusión: “Bajo el reacondicionamiento respectivo, estos edificios pueden ser habitados. Pero se deben tomar las medidas indicadas (no necesariamente estando deshabitados)”.

El documento, de 31 páginas, aclara que los estudios se limitaron a analizar las condiciones de estabilidad de los edificios con base en la información existente; en relación con las condiciones geotécnicas, el informe advierte que no se realizaron nuevos sondeos en el subsuelo.

La estabilidad de las fundaciones de los edificios no está comprometida, según el estudio, pero igual se advierte que futuras lluvias podrían causar inundaciones y flujo de sedimentos, si no se estabilizan los taludes perimetrales del conjunto residencial.

También se señala que después de las lluvias de 2010 los edificios presentan daños menores, tales como inundación del piso de la planta baja, deformaciones diferenciales en la junta ubicada en el módulo de escaleras del edificio 11, y sedimentos en las caminerías, estacionamientos y vialidad de acceso. Agregan los especialistas que ninguno de esos daños compromete la estabilidad de los inmuebles.

Es necesario reacondicionarlos

El informe se hizo después de la revisión bibliográfica de autores que habían estudiado el asunto y de la respuesta a 16 preguntas puntuales. Una de ellas, la número 15, se interroga si para la fecha los edificios tendrían condiciones de habitabilidad sin riesgos, a lo cual el estudio responde que los inmuebles presentan “condiciones adversas en cuanto a que se encuentran sucios y parcialmente desvalijados en algunas de sus piezas como puertas y equipos sanitarios”, por lo que sugiere su reacondicionamiento.

En otros párrafos se recomiendan arreglos de mayor importancia, como diseño y construcción de estructuras de drenaje acordes con la ubicación de los edificios, elaboración de un estudio a profundidad de la cuenca para establecer medidas graduales de protección, y la estabilización de los taludes en proceso de deterioro, cuya condición de estabilidad podría empeorar a mediano y largo plazo.

Responderemos

La empresa Parque La Vega, responsable de la construcción de los edificios Terrazas de La Vega, esperará la sentencia firme del Tribunal Supremo de Justicia sobre la habitabilidad del conjunto residencial para acometer los arreglos sugeridos en el informe.

El ingeniero jefe de obras del grupo promotor, Vladimir Ríos, aseguró que la empresa jamás evadió su responsabilidad y siempre estuvo dispuesta a realizar las obras indicadas en los edificios de la primera etapa, afectados por las lluvias de finales de 2010. Sin embargo, cree que esto no será posible hasta tanto el Estado no revierta la intervención de las empresas constructoras ordenada hace 18 meses.

Inestabilidad

“Es posible que en ingeniería todo tenga solución, pero quisiera que alguien comprendiera lo que psicológicamente significó para mi familia y para mí ver cómo frente a mi edificio caía una cascada y una lluvia de piedras de más de cinco metros”, dice Hedymar Bellorín, al recordar cómo –incluso sin precipitaciones– los peñascos impactaban los inmuebles y les abrían huecos en las paredes.

Bellorín habitaba en el segundo piso del edificio 11 de la primera etapa de Terrazas de La Vega, y asegura que los desprendimientos de rocas ocurrían cotidianamente, pues esos inmuebles fueron construidos sobre una cantera dinamitada, desde donde antiguamente se extraía cemento.

Actualmente vive en un edificio de la Gran Misión Vivienda, al lado del hospital cardiológico infantil de Montalbán, pero dice sentirse en una situación muy inestable pues no desea volver a La Vega, pero tampoco tiene título de propiedad en su actual vivienda.

“Antes de comprar mi apartamento viví en el sector Los Mangos y allí era normal ver las inundaciones. Si a mí me hubieran advertido que esto se repetiría en una urbanización, no hubiera comprado. Yo, particularmente, no vuelvo”, concluye Vellorí. Añade que, al igual que las otras 150 familias adjudicadas en Montalbán, ella ha hecho inversiones en su nueva vivienda.