• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Condenada al olvido Línea 6 del Metro

Usuario espera tren del Metro de Caracas/Archivo

Usuario espera tren del Metro de Caracas/Archivo

La ruta debió inaugurarse en 2010, de acuerdo con la planificación original que data de 1988

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De La Urbina a Catia, pasando por Boleíta, La Castellana, Chapellín, San Bernardino, Urdaneta y Miraflores. Esa sería la ruta de la línea 6 del Metro de Caracas, si se hubiera cristalizado en 2010 la intención del fundador del subterráneo José González Lander; cuyo proyecto de expansión parece estar condenado a quedarse en las gavetas de las oficinas públicas.

Por su ubicación estratégica, sentido este-oeste, la línea 6 se diseñó en 1988 como una opción a futuro en 22 años. Esto implica que quienes vivan en Maripérez, Las Palmas, Horizonte, Guaicaipuro, Santa Eduvigis, igualmente dejarían de tomar un transporte superficial y contarían con respectivas estaciones que los absorberían de la ya colapsada línea 1.

“Por eso, del total de 1.100.000 usuarios que viajan por esta arteria, 525.000 migrarían a la nueva ruta que va desde los Magallanes de Catia a La Urbina; o lo que es lo mismo, a la estación Waraira Repano bautizada así por el Gobierno”, precisa Ricardo Sansone, representante de la asociación civil Familia Metro, conformada por extrabajadores.

Cumplida esta proyección, se desconcentraría 47% de los pasajeros entre Propatria y Palo Verde con esta nueva ruta trazada al paralelo. “Tendremos entonces 575.000 ciudadanos disfrutando de un servicio rápido, seguro y confortable, con una rotación de trenes cada 90 segundos y sin el hacinamiento del que a diario se quejan los usuarios. Por eso no basta con la renovación de la flota de trenes, pues el problema seguirá siendo el mismo si no se invierte en infraestructura de acuerdo a la dimensión física de la ciudad”, alerta Ricardo Sansone.

Pasados 25 años de formulado el proyecto y otros 2 de la fecha meta de inauguración, aún no se ha colocado la piedra fundacional. “No deja de impresionarnos cómo un Gobierno que haya manejado una renta petrolera tan importante como este, no haya concluido con la planificación de la ampliación del Metro, sólo para no dar continuidad a los proyectos de las gestiones democráticas del pasado”, añade Eddy Luz Cristiani, presidenta del Instituto Metropolitano de Transporte.

La funcionaria prevé más retraso en la línea 1cuando se inaugure la conexión Guatire-Caracas, prevista para ahora para 2015 tras haberse incumplido su entrega inicial en julio de 2012.

“Ahora nos encontramos con un servicio que también debe atender a quienes viajan desde Los Teques y Valles del Tuy, que también usan el sistema Metro de Caracas. Además, se sumarán los que viajen desde Guarenas y Guatire cuando finalmente se inaugure el sistema. Lo ideal es que no se hubieran construido estos sistemas hasta tanto no estuviera lista la línea 6 o al menos que fueran construidas simultáneamente”, dice Cristiani.

 

Servicio saturado. Para el arquitecto David Viloria, resulta ingenua la intención de conectar a Caracas con su periferia con un servicio subterráneo sobresaturado. “Esto debido a la suspensión de  la construcción de la Línea 6, que era precisamente una línea de descongestión  paralela a la Línea 1. Sin embargo, el gobierno cree  que la solución del transporte superficial es hacer otro piso de autopista y la del subterráneo es poner más trenes. Está hartamente demostrado que eso no funciona”.

Opina que la verdadera solución está en la planificación urbana “que aborde con una visión sistémica el binomio transporte público superficial y subterráneo-vialidad estructurante y todos los componentes urbanos vinculados, bajo la premisa de que el mejor transporte subterráneo es aquel que cuenta con el mejor transporte superficial”.