• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Comenzaron las demoliciones de galpones incluidos en el Plan Catia

De la fábrica de muebles Campagna, que funcionaba en La Laguna de Catia, no quedaron ni los cimientos | Omar Véliz

De la fábrica de muebles Campagna, que funcionaba en La Laguna de Catia, no quedaron ni los cimientos | Omar Véliz

El terreno donde funcionó durante 50 años la fábrica de muebles Campagna está siendo aplanado. El Presidente aprobó Bs 29,5 millones para la propuesta de Fundacaracas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La demolición de la fábrica de muebles Campagna ya es una realidad. Del negocio que funcionaba desde hace casi 50 años en el sector La Laguna de Catia no quedan ni los cimientos. Una cuadrilla de obreros de la compañía Construcard, contratados por Fundacaracas, se encarga de aplanar el terreno y dejar el área libre para los trabajos que se realizarán allí como parte del Plan Catia.

Dos comerciantes llegaron a un acuerdo de indemnización con la Sindicatura de Libertador: el propietario de una venta de electrodomésticos y Gaetano Campagna, dueño de la fábrica de muebles.

Sobre lo que ocurrirá en los próximos días todavía no hay un panorama claro. Algunos dicen que en la segunda avenida de Los Magallanes construirán viviendas y otros, que se trata de una ampliación de la calle. A 10 meses de la llegada de Fundacaracas a la parroquia Sucre, los vecinos no conocen a ciencia cierta los planes específicos para el sector, pero la demolición de la fábrica es una señal clara de que pronto tendrán que irse.

“Todo se paralizó por las elecciones. Seguimos sin tener mayor información de lo que están haciendo, pero estamos convencidos de que es un hecho. Nosotros estamos dispuestos a negociar, siempre que nos paguen lo justo, si no nos estarían robando”, dijo Irving Jiménez, encargado de un autolavado en La Laguna.

El pasado 13 de octubre, el presidente Hugo Chávez aprobó 29,5 millones de bolívares para continuar con la aplicación del Plan Catia, que –además de la construcción de viviendas– se propone la reordenación de las paradas de transporte, los nodos viales y la remodelación de la plaza Pérez Bonalde.

Llegó el desempleo

Los efectos de las amenazas de expropiación sobre el Mercado de los 70; 14 galpones en las calles Panamerican y Ecuador del sector Nueva Caracas y 14 negocios y 1 vivienda multifamiliar en La Laguna se sienten en la comunidad. Desde entonces, cerró una peluquería en la segunda avenida de La Laguna, han enfrentado intentos de invasión en la calle México y en la calle Colombia, y empiezan a aumentar los desempleados en la zona.

Estefany Hermoso trabajaba como mensajera en la fábrica Campagna. Se encargaba de hacer diligencias y de pagar los servicios. Ahora, dice, ayuda a pagar la liquidación de los obreros. “Me llaman esporádicamente para que ayude con algunas cosas, pero es muy poco lo que puedo hacer. Quedé desempleada”, sostiene.

Javier Espitía, dueño de un taller de herrería en la calle Panamerican, asegura que en enero, cuando llegaron por primera vez a ese sector los funcionarios de Fundacaracas, dijo a sus empleados que fueran a trabajar a otro lugar mientras se normalizaba la situación: “Algunos lo hicieron, ahora trabajamos muy pocos y no me atrevo a aceptar ningún negocio grande por temor a que me saquen de aquí y no pueda cumplir, porque si me quitan el local, dónde los voy a hacer. Como dos semanas antes de las elecciones vinieron y lo que nos dieron a entender era que si ganaba el Presidente íbamos todos para fuera”.

Un censo realizado por la comunidad de Los Magallanes indica que junto con los propietarios de los locales están en riesgo 836 empleos directos y 2.493 indirectos.

Un hombre que quedó desempleado en junio por la salida de la Distribuidora JB Fuentes del galpón de Polar, en la calle Ecuador, asegura que está viviendo de sus ahorros. “Ese galpón está abandonado desde que lo demolieron. Hay un colectivo del 23 de Enero que vigila el terreno para que no lo invadan. Lo que se escucha es que no tienen fondos y por eso no han continuado”, aseveró.

Comunidad organizada

Una vez que comenzó el conflicto, los residentes se constituyeron en la Asamblea de Ciudadanos de Nueva Caracas y en la Asociación de Comerciantes de Catia. Han acudido a la Defensoría del Pueblo, el Ministerio Público, la Asamblea Nacional, la Presidencia y la Vicepresidencia. No han recibido respuesta de ningún organismo. En caso de que Fundacaracas proceda con la ocupación, deberá notificarlo antes a la Defensoría.

“Queremos que los procesos se adecuen a la ley. La resolución que decreta el área de Nueva Caracas como Avivir no se hizo y creemos que incurren en excesos en cuanto a la aplicación de la Ley Orgánica de Emergencia para Terrenos y Viviendas”, aseguró Amante Crincoli, vocero de los comerciantes.

“No nos oponemos a la modernidad, apoyamos todo lo que represente mejoras para la calidad de vida, pero los procesos deben hacerse por la vía legal”, subrayó.

Cronología

Junio de 2011: el Plan Catia fue anunciado por el presidente Hugo Chávez en el programa Aló, Presidente 375, emitido en junio de 2011. Formaba parte del Plan Presidencial de Vivienda para la Emergencia 2011-2012.

25 de enero de 2012: personas identificadas con la Alcaldía de Libertador se presentaron en la calle Panamerican exigiendo la desocupación de los galpones. Ese día empezaron las protestas.

7 de febrero: alrededor de 25 comerciantes se reunieron con el alcalde Jorge Rodríguez y acordaron que realizarían los estudios de suelo sin desalojarlos. En caso de que los terrenos fuesen aptos, instalarían mesas de diálogo.

28 de mayo: trabajadores de Fundacaracas se presentaron en la calle Panamerican e intentaron tomar 14 galpones por la fuerza. Ese día también llegaron a la segunda avenida de La Laguna y a Altavista.

31 de mayo: una cuadrilla intentó demoler los galpones 52 A y 52 E, en donde funciona la compañía Transporte Ruber 3000; no lo consiguieron por la acción de los vecinos.

1º de junio: los comerciantes de La Laguna instalaron carpas en la entrada de la calle, para estar prevenidos ante la llegada de Fundacaracas. Permanecieron en vigilia casi tres meses.

El dato

El Plan Catia promete dar vivienda a 8.456 familias que quedaron damnificadas en esa parroquia por las lluvias de 2011. Señala que construirán 1.981 apartamentos en la parroquia Sucre.