• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Colectivo invadió casa en Propatria

Funcionarios de la Policía Nacional acudieron al lugar para hablar con los invasores y con la familia afectada | Omar Véliz

Funcionarios de la Policía Nacional acudieron al lugar para hablar con los invasores y con la familia afectada | Omar Véliz

Propietarios esperan que el Estado solucione el caso. Vecinos de la zona aseguran que por las noches llegan hombres armados que se desplazan en motos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La invasión en la quinta Mi Hogar, localizada en la calle 7 de Propatria, tomó por sorpresa a la familia Moreno. Los vecinos les informaron que el lunes en la madrugada varias personas invadieron la propiedad. Aunque la acción fue realizada en la oscuridad, quienes ocuparon la vivienda marcaron territorio con tres banderas rojas con las siglas del colectivo Fundación Sociocultural Tomás Sankara.

El ambiente en esa cuadra de Propatria es tenso desde que un número indeterminado de personas tomó esa vivienda. Ayer en la mañana, los vecinos de la zona estaban apostados en la calle y en las fachadas de sus casas en solidaridad con los dueños. Varios residentes consultados aseguraron que por las noches llegan a la casa hombres armados que se desplazan en motos.

Uno de los afectados de la familia Moreno –que pidió no ser identificado– explicó que pese a que desde hace dos años la casa estaba desocupada, constantemente la visitaban para realizar reparaciones en el interior, pues tienen pensado venderla para distribuir el dinero entre los hijos del dueño.

“La casa está a nombre de mi padre, Carlos Moreno, que murió en 1976. Él tuvo 15 hijos, 14 somos hermanos de madre y padre. El lunes llegamos como a las 7:30 am y pudimos hablar con uno de los que invadió. Le pedimos que, por favor, desocuparan la vivienda, pero dijo que no se iban a ir porque ellos son dueños de la casa. Además, nos amenazó diciendo que van a venir más colectivos”, relató el hombre.

Ayer, en el frente de la quinta Mi Hogar estaban representantes de algunos colectivos para servir de “mediadores” en la situación. José Luis Noya, que se identificó como miembro del colectivo Fundación Sociocultural Tomás Sankara, explicó que su función es evitar que haya violencia, pues argumentó que tres familias están en el interior.

“Esa casa era un antro y un centro de ocio. Afuera tomaban y fumaban. Allí hay tres familias, con dos mujeres embarazadas, un hombre, cuatro niños y un bebé de meses. Es delicado desalojarlos porque hay que esperar la decisión de la Fiscalía y de los tribunales de menores. Nosotros estamos resguardando a esos grupos familiares y la propiedad. Queremos evitar que haya agresión de parte y parte”, precisó el hombre, que utilizaba un radio portátil para comunicarse con otros miembros del colectivo.

Mercedes Velásquez, abogada defensora de la familia Moreno, dijo que desde el lunes han hecho una serie de trámites para lograr que los invasores desalojen la vivienda: “Estamos esperando que asignen un fiscal a este caso. Hemos ido a denunciar a Fiscalía, al Frente Contra Desalojos Arbitrarios, a la Defensoría del Pueblo y a la sede de la Policía Nacional. El Estado de Derecho no existe en Venezuela. Este es un delito contra la propiedad porque no es un desalojo sino una invasión”.

Ayer, una comisión de la Policía Nacional acudió a la zona para hablar con ambas partes. Sin embargo, un funcionario indicó que no tienen facultad para ingresar a la casa y solicitar que desalojen.