• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Ciudad: caos y lágrimas

En Venezuela lloran la muerte de Chávez / Agencias

En Venezuela lloran la muerte de Chávez / Agencias

La muerte del presidente Hugo Chávez desecandenó una movilización masiva y el cierre de comercios  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de las 5:20 pm todo se movió. En Caracas se recibió el anuncio de la muerte del presidente Hugo Chávez Frías –por boca del vicepresidente Nicolás Maduro, en cadena nacional– con desplazamientos.  

El cierre de los negocios fue lo primero. A golpe seco se cerraron las santamarías de tiendas y centros comerciales. Fue una reacción viral que recorrió el centro de la ciudad, Candelaria, San Bernardino, Catia, Plaza Venezuela, Chacao, Los Ruices y Petare. “¡Se murió! Váyanse a sus casas”, gritó el dueño de un local en el bulevar de Sabana Grande.

El nerviosismo llegó a los pocos comercios abiertos. En una farmacia cercana a la plaza Candelaria se aglomeraron clientes por más de dos horas para comprar productos. Un abasto de Los Frailes de Catia fue desvalijado. “Esto quedó desolado. La gente está como en toque de queda”, dijo José Quintero, dirigente vecinal de Catia.

Las principales vías de la ciudad se congestionaron. Magda Hinojosa, habitante de Guatire, contó que al conocer la noticia de la muerte del Presidente decidió tomar un taxi en El Marqués: “Es temprano, pero ya no hay autobuses. Prefiero estar en casa, pues uno no sabe qué puede pasar”.

El transporte público trabajó con restricciones, luego de las 6:30 pm, en la avenida Urdaneta, Plaza Venezuela, Chacaíto, Petare, Caricuao y 23 de Enero, entre otras zonas.

Los automóviles se adueñaron, entre las 5:40 y 7:30 pm, de las avenidas Libertador, Francisco de Miranda; y las autopistas Gran Mariscal de Ayacucho y Francisco Fajardo.    

Algunos recibieron el anuncio del deceso en la calle. Soraya Joves, por ejemplo, vio a muchas personas aglomerarse, en un mercado Bicentenario, alrededor de una mujer que tenía un teléfono inteligente: “Se enteraban de la muerte del Presidente”.

 

Tensión. En Palo Verde se escucharon detonaciones de fuegos artificiales y cornetas de automóviles luego del anuncio. También sonaron cacerolas.

En el municipio Chacao sólo había calles vacías. Jaime Arteaga, vecino de Altamira, comparó el día con un feriado: “No se oyó ni el viento. La muerte de Chávez paralizó la ciudad. Hay mucha tensión. Amanecerá y veremos”.

Lo mismo no ocurrió en 23 de Enero –considerado bastión del chavismo–, que fue tomado por colectivos. Los habitantes de ese sector quedaron acorralados, pues no pudieron salir ni entrar.