• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Chacao madrugó con dos intentos de invasión

Más de 500 funcionarios de la GN tuvieron que actuar en la desocupación del inmueble | Foto: Leonardo Noguera

Más de 500 funcionarios de la GN tuvieron que actuar en la desocupación del inmueble | Foto: Leonardo Noguera

Más de 160 familias, dirigidas por un colectivo, entraron por la fuerza en las residencias Premier Esmeralda y la Torre Banvalor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos intentos de invasión sorprendieron ayer a los habitantes de Chacao. El primero ocurrió en las residencias Premier Esmeralda, en la avenida Los Cortijos de Campo Alegre, que fueron ocupadas el jueves a la 1:00 am. “Vinieron en motos y autobuses de lujo, tenían refrigerios”, contaron testigos.
En el inmueble, aún en construcción, sólo estaban cinco familias. “No duró mucho. Uno de los vecinos disparó al aire debido a los nervios. La pistola marca Beretta fue incautada por la policía. En el desalojo sólo participó Polichacao. Ya se había llamado a la Guardia Nacional y la PNB, pero no acudieron porque supuestamente estaba fuera de su jurisdicción”, aseguraron policías del municipio.
El coronel Antonio Benavides Torres, jefe del Comando Regional Número 5 de la Guardia Nacional, dijo a El Nacional que no supo del primer intento de invasión: “No tenemos información sobre ese hecho”. La GN actuó 11 horas después.
Las familias desalojadas de las residencias Premier Esmeralda migraron, enseguida, a la Torre Banvalor, intervenida por el Gobierno en mayo de 2010, en la avenida Francisco de Miranda.
No había manera de sacarlos. Pese a la presencia del alcalde de Chacao, Emilio Graterón, los vecinos y las policías de Miranda y municipal, los invasores se negaron durante casi nueve horas a desocupar la edificación. “No nos van a sacar. Estamos con el Presidente y somos socialistas”, vociferaron.
Flor Tineo, ocupante ilegal, aseguró que supo de la toma por una amiga. “Somos de Guatire, Petare, La Yaguara. Hay gente que vive alquilada y otros en refugios”, afirmó.
Otras personas se acercaron a la Torre Banvalor al enterarse de la invasión. Janetzy Silva, por ejemplo, relató que salió de su trabajo, en un Centro de Diagnóstico Integral en Los Dos Caminos, para pedirle al resto de los ocupantes ilegales que consideraran un cupo para su familia. “Vivo alquilada en una habitación con mis cuatro hijos y soy madre soltera. Todo el tiempo detrás de la Misión Vivienda y nada que me llaman. Sin embargo, llegué tarde y no me dejan pasar al edificio”, refirió.

Militarizado. La invasión a la Torre Banvalor originó la militarización de la avenida Francisco de Miranda. Se impidió el tránsito por la vía durante más de dos horas en ambos sentidos, entre la calle Élice y la plaza del Indio.
La estación del Metro Chacao, específicamente la salida hacia el centro comercial Sambil, también fue cerrada. Los comercios y kioscos fueron desalojados por medidas de seguridad.
En el desalojo actuaron 500 funcionarios de la Guardia Nacional, 350 de la Policía Nacional y unas decenas de Polimiranda y Polichacao. “Les dijimos que tenían cinco minutos para irse del inmueble y así lo hicieron”, explicó Benavides Torres.  

Organizados. Graterón calificó de “sospechosa” la invasión. “Más de 160 personas trasladadas al municipio en autobuses de lujo. Hay líderes organizados que se encuentran en contacto con otras personas alrededor del sitio”, dijo.
En un comunicado, con fecha 23 de enero y escrito en computadora, se señala que iban a ocupar de forma provisional la Torre Banvalor: “Es una decisión soberana y amparada por nuestra carta magna”.
En el documento citan los artículos 79 y 82 de la Constitución nacional. También mencionan el 80 de la Ley de Régimen Prestacional de Vivienda y Hábitat, para argumentar que no se trata de una invasión sino una “toma provisional, coordinada y organizada”.     
De acuerdo con Aura Bompart, ocupante ilegal, se hicieron cuatro reuniones para planificar la invasión de la edificación. “Vivo en una habitación con mis cuatro hijos, en Petare. El sueldo no nos alcanza para alquilar algo más grande. Estoy inscrita en la Misión Vivienda desde que se hizo el primer censo, pero no nos llaman”, dijo.
Los invasores identificaron al líder de las tomas como Javier Martínez. Él, supuestamente, habría leído en voz alta el comunicado al momento de invadir la Torre Banvalor.
Benavides Torres, por su parte, responsabilizó a grupos dedicados a invadir: “Son personas que ya tienen viviendas y se encargan de esto”.
Por la invasión detuvieron a 11 personas, que fueron puestas a la orden del Ministerio Público.

En el objetivo
Chacao ha estado en la mira de los invasores desde hace años. En enero de 2011 hubo una oleada de intentos de tomas en 20 terrenos del municipio, pero fue detenida por los vecinos y los policías.
Para Roberto Orta, presidente de la Asociación de Propietarios de Inmuebles Urbanos, es el antecedente más importante: “Del resto, son contados los intentos. Y se han consolidado muy pocas invasiones, entre ellos la del edificio FEDE”.  
Con la oleada de invasiones se evidenciaba la crisis de vivienda. Las lluvias de diciembre de 2010 habían dejado a miles de damnificados. El alcalde Emilio Graterón presentó al Gobierno, entonces, un plan para construir inmuebles. Proponía utilizar terrenos y edificios intervenidos por el Ejecutivo, como las torres Platinum, Seguros La Previsora, Banorte y Banavih, entre otros, con la intención de otorgar más de 500 viviendas. Sin embargo, el proyecto no fue considerado.
La Torre Banvalor estaba prácticamente abandonada. Los militares, sin embargo, se comprometieron ayer a resguardarla.