• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Comuna del casco central aspira a legalizar invasiones

La organización tiene tres semanas de creada y está integrada por cinco consejos comunales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Legalizar la situación de vivienda de los habitantes de 18 edificios del centro de Caracas, que fueron invadidos desde 2002, es la prioridad de la comuna Casco Central 1 y 2, de la parroquia Catedral.

El vocero de la Comisión Electoral del Consejo Comunal Árbol Filosofal Las Tres Raíces, Gonzalo López, explicó que en la zona hay 38 edificios ocupados por quienes dejaron zonas vulnerables de la capital para intentar mejorar su calidad de vida. Sin embargo, el área de esa comuna cuyos límites están entre la esquina de Punceres, el cruce de la avenida Urdaneta con avenida Sucre, la avenida Sur 8, en las cercanías del Liceo Fermín Toro, y la avenida Bolívar, a la altura del mercado de La Hoyada, incluye sólo 18 inmuebles.

América, Monasterio, Abril, Bergantín, El Tuy, Sofía, La Guarana, Madrid, Orinoco, La Guairita, Rivera, Burona, Trípoli, Mara, edificio 38, edificio 8, RSM y Negro Primero son los habitados por los invasores a quienes la comuna Casco Central 1 y 2 intentará legalizar y entregar su título de propiedad, dijo López.

La comuna está integrada por cinco consejos comunales: Cuna de Libertadores, Árbol Filosofal Las Tres Raíces, Camejo, Cacique Terepaima y María Lionza; y se constituyó el 22 de septiembre de este año, luego de que los miembros celebraran una asamblea para elegir la junta promotora, instancia encargada de la parte jurídica. A pesar de que su creación es reciente, cuenta con el reconocimiento de Fundacomunal, institución que, de acuerdo con López, les entregó el certificado de inscripción el 4 de octubre de este año.

El vocero del Consejo Comunal Árbol Filosofal Las Tres Raíces indicó que hasta los momentos sólo han censado a 60% de la totalidad de las familias, equivalente a 1.300 personas, sin olvidar que la comuna Casco Central 1 y 2 está constituida por otros 4 consejos comunales.

“Somos apenas una comuna en el casco central, pero se agruparán otras para incorporar los consejos comunales de Altagracia, Catedral, 23 de Enero, San Juan, Santa Teresa y Santa Rosalía”, añadió.

López indicó que la entrega de los títulos de propiedad a los habitantes del sector es un proyecto que comenzó hace más de 10 años, sin que se haya concretado. “La legalización de los tomistas favorecerá a 600 familias, que también serán beneficiadas de un trabajo social que haremos en la zona”, subrayó.

A pesar del interés de los voceros de la comuna en legalizar la situación de los habitantes de los edificios ocupados, López admitió que todavía no cuentan con un apoyo masivo para tal iniciativa. “La gente todavía no ha despertado. Necesitan saber que cuentan con las herramientas para gobernar desde la base, como nos lo recordaba Chávez”, afirmó.

López, que milita en el PSUV y forma parte del equipo político de la zona Catedral, específicamente en la Comisión de Propaganda y Contrapropaganda, confesó que se han encontrado con muchas personas que desconfían del proceso del censo para los trámites de legalización. “La gente es incrédula, piensan que todo el que quiere ayudar tiene un trasfondo y eso no necesariamente es así”, dijo.

Servicios como prioridad

Incrementar la seguridad en la zona, recuperar el bulevar del Foro Libertador, recoger los desechos sólidos, mejorar el abastecimiento de agua y optimizar el servicio del alumbrado público deben ser las prioridades para atender la zona, dijeron personas consultadas al azar en la esquina de Veroes.

No faltó quien responsabilizara a los tomistas del área por los desechos dejados en el centro de la ciudad, lo que fue rechazado por Rosario Machado, que vive en el edificio América desde 2009. “Estamos pendientes de no dejar basura, pero a medianoche llega gente a botar escombros. Inclusive nos hemos organizado para colocar cámaras de seguridad”, añadió Machado, quien junto a su esposo, Adriano Morales, está de acuerdo con que se negocien los apartamentos de la zona y así ellos puedan obtener su título de propiedad.