• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Caraqueños y estudiantes quemaron a Judas Maduro, Cabello, Jorge Rodríguez y Rodríguez Torres

La quema de Judas en el norte de Caracas fue organizada por estudiantes y vecinos | Foto: Cortesía

La quema de Judas en el norte de Caracas fue organizada por estudiantes y vecinos | Foto: Cortesía

Los ciudadanos afirmaron que la gestión gubernamental y los pactos en los que se deja por fuera al pueblo merecían el protagonismo en la tradición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el centro de Caracas, habitantes de Candelaria y del norte de la ciudad, acompañados por integrantes del movimiento estudiantil venezolano, realizaron una quema de Judas utilizando un monigote de cuatro cabezas, que simboliza a autoridades del Ejecutivo nacional y municipal, en el que eran visibles los rostros del presidente, Nicolás Maduro, el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, el diputado Diosdado Cabello y Miguel Rodríguez Torres, de la cartera de Interior, Justicia y Paz. Afirmaron que ellos representan la mala gestión gubernamental, pactos de cúpulas como el MUD-PSUV y la traición al pueblo.

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, explicó que la tradición es una forma en la que el pueblo rechaza a los gobernantes que, con sus acciones, castigan a los ciudadanos con problemas como la inseguridad, la escasez de alimentos, la corrupción, y que la respuesta a las protestas sea represión. “Quemamos a Maduro porque en su año de gestión ha encabezado un gobierno que ha devaluado la moneda, promovido la escasez y el aumento del precio de los alimentos, matando de hambre a la población. Eso sin contar los altos índices de inseguridad, cada fin de semana matan a cerca de 60 personas”, dijo.

Rojas también se refirió al alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez, que fue utilizado para la quema de Judas en el norte de Caracas por quinta ocasión consecutiva, debido a que sus decisiones desacertadas, considera, tienen a la capital del país sumergida en el caos, inseguridad y basura. “En la que debería ser la ciudad cuna del turismo histórico y cultural predominan invasiones que son focos de violencia, altas cifras de homicidios y calles repletas de basura. Todo bajo la mirada negligente del alcalde que, para colmo, impide al ciudadano su legítimo derecho a la protesta”.

Señaló al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y el ministro de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, como protagonistas de violaciones a la voluntad popular y el segundo ejecutor de la brutal represión a manifestantes desde el 12 de febrero. “Cabello ha sido responsable del allanamiento de la inmunidad de la diputada María Corina Machado y cómplice en el encarcelamiento de los alcaldes Daniel Ceballos y Enzo Scarano, asimismo Rodríguez Torres tiene la inseguridad a niveles inimaginables, ha encabezado la represión y tortura de miles de ciudadanos asesinados como Alejandro Márquez, Bassil Dacosta y Juancho Montoya”, afirmó.

Criticó el dialogo emprendido por el Gobierno nacional y miembros de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), al considerar que en esas conversaciones existe un gran ausente, el pueblo, que no es tomado en cuenta porque es visto sólo como un conjunto de electores. “Este es un pacto entre los poderosos  que ignoran lo que sentimos, sufrimos y vivimos los ciudadanos en medio de una crisis económica e inclemente inseguridad. Esto no es revolución, es fascismo,  y en ese dialogo nadie se atrevió a decir la verdad del pueblo”, expresó.
 
Movimiento estudiantil quema a los responsables de la represión

Conan Quintana, secretario ejecutivo de la Federación de Centros de Estudiantes (FCE-UPEL), quien leyó el testamento del judas, expresó que el estudiantado sigue en la calle y que hoy arden los responsables de la represión. “El movimiento estudiantil, sabiendo de la responsabilidad que se tiene con el pueblo, y con nuestros estudiantes víctimas de represión, torturas, abusos y detenciones por parte del régimen fascista, seguirá sumando voluntades a la causa. Las mismas mañas de gobiernos anteriores, que tanto este régimen criticaba, hoy las pone en práctica”.

Quintana recalcó que lo que viven los venezolanos no es una revolución socialista sino un régimen fascista, donde todos pueden recibir un disparo en cualquier esquina o pasar horas y horas en una cola para conseguir comida. “Cómo es posible, que después de 43 muertos, torturados, abusados, abuso policial, no haya ningún funcionario del gobierno culpable de estos hechos. Nosotros no aceptamos diálogo mientras se criminalice la protesta y sigan nuestros compañeros detenidos. Seguiremos colocando el pecho ante los escudos de la represión”, concluyó.