• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Caracas tiene tierras de nadie donde impera la desidia

En las zonas fronterizas entre municipios no hay coordinación para afrontar los problemas de vialidad, inseguridad, basura e iluminación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sin alcabalas ni otras barreras territoriales que dividan los municipios, en la práctica Caracas parece ser todo lo contrario a una ciudad metropolitana, especialmente para quienes intentan canalizar sin éxito denuncias por el mal funcionamiento de bienes y servicios en sectores conocidos como "tierras de nadie".

Son áreas que si bien colindan con dos o más jurisdicciones, los habitantes no encuentran satisfactoria respuesta de un lado ni del otro. Por eso piden a las autoridades locales y regionales que funcionen de manera articulada para que sean borradas las fronteras marcadas por formalismos administrativos o, en el peor de los casos, la polarización política.

De acuerdo con los artículos 40 y 42 de la Ley del Poder Público Municipal es posible establecer la alianza de mancomunidad: “Es una figura asociativa constituida en forma voluntaria por dos o más municipios para la gestión de materias específicas de su competencia. La creación de la mancomunidad deberá estar contemplada en el Plan de Desarrollo de los municipios comprometidos, o ser considerada favorablemente en los Consejos Locales de Planificación Pública de esos municipios, con informes económicos que sustenten su creación”.

Esos principios no se aplican en la intersección de La Guairita donde se unen los municipios Baruta y Sucre. Los transportistas y conductores de vehículos particulares son afectados por el deterioro de la capa asfáltica y la basura que en ocasiones se dispersa en la vía.

“Desde hace un año vemos que no asfaltan esa calle y cada vez se pone peor. Eso nos perjudica directamente porque vivimos de nuestros autobuses cuyo mantenimiento ahora es más frecuente. Si la vida útil de un tren delantero es de año y medio o dos años, en estas condiciones puede durar seis meses”, señaló Alberto Machado, transportista de la ruta Plaza Las Américas-La Guairita.

En las noches los residentes sólo cuentan con la luz que se propaga desde las casas, por fallas del alumbrado público, ya en jurisdicción El Hatillo. “En lo que va de año me han asaltado dos veces. Todo  esto genera condiciones propicias para el delito”, agregó Machado.
 
Inseguridad

Más hacia al oeste, en la avenida Casanova, el hampa no conoce de zonas limítrofes. Después de las 6:00 pm los transportistas migran de municipio para resguardarse en Chacao de la inseguridad que afrontan en Libertador. Como ellos, los comerciantes son afectados. En abril, Clemencia Zúñiga perdió más de 18.000 bolívares en mercancía hurtada una madrugada de su kiosco. Cuando fue a poner la denuncia no recibió orientación.

“Me dirigí a los agentes de Polichacao porque los veo patrullar mucho más esta calle de la avenida Casanova, pero una vez que les expliqué lo que había ocurrido me dijeron que comunicara el caso a Policaracas. Por eso sería ideal que las policías trabajen de forma integrada, pues no puede ser que a uno lo roben y no sepamos a dónde denunciar”.

El criminólogo Javier Gorriño explica que los cuerpos policiales no están limitados por las divisiones geográficas. Señala que el agente debió orientar a la víctima sobre los canales que permiten formalizar la denuncia. “La jurisdicción es un mero tecnicismo geopolítico. Si un policía está persiguiendo a un delincuente en Libertador y el sujeto pasa a Chacao, no va a desistir de su acción. En ese caso debe pedir colaboración de su homólogo del cuerpo policial local”.
 
Deterioro

Si la opción es la avenida Francisco de Miranda, el tránsito se dificulta por residuos de concreto adheridos a la capa asfáltica en territorio de Sucre, zona limítrofe con Chacao. La falla se extiende hasta la conexión con la avenida Rómulo Gallegos. De noche, los transeúntes prefieran evitar ese tramo y caminar por las instalaciones de la estación Miranda del Metro, debido a la ausencia de alumbrado público, responsabilidad de Corpoelec.

Para el urbanista David Viloria, las denominadas tierras de nadie siempre son de alguien. “Pero a veces las alcaldías apelan a las razones más rebuscadas, como que son zonas muy alejadas, que no tienen claro los linderos o que no hay suficiente presupuesto. Esas tierras de nadie se caracterizan por ser pasto fácil de irregularidades urbanas de toda índole: son usadas por talleres mecánicos, el comercio informal o como botaderos de basura y chatarra y se registran invasiones y ocupaciones ilegales sin que haya castigo. Son la dimensión territorial de la impunidad.

La ONG Por la Caracas Posible considera que no se trata de un asunto intencional. “Muchas veces, por un asunto de prioridad presupuestaria, las alcaldías prefieren invertir en zonas que estén claramente definidas como su ámbito territorial. Además, es un ámbito en el que deberían cumplirse las políticas de planificación de la Alcaldía Metropolitana y aplicarse los principios de mancomunidades”, dijo Fredery Calderón, presidente de la asociación civil.

Si una de las municipalidades de la zona fronteriza no tiene disponibilidad para financiar la obra de mancomunidad, lo ideal es posponer el proyecto para el siguiente año fiscal. “Así garantiza que cada uno de los actores dé su aporte”, agrega.

Desde los polos

En la periferia se repite la historia. En la carretera vieja Mamera–Los Teques, la comunidad reclama por la demora en obras de vialidad a cargo del Gobierno del Distrito Capital. Yonis Rivas, dirigente comunitario de la zona, señala la importancia de esa ruta. “Cuando colapsa la carretera Panamericana esta es una vía alterna importante para ir a los Altos Mirandinos, Macarao e inclusive a Maracay, en el estado Aragua. Por eso los trabajos deberían estar bajo la responsabilidad del Ministerio de Transporte Terrestre”.

En el municipio Zamora el caso es más llamativo, pues la planta Guarenas de Corpoelec queda en jurisdicción de Guatire. Lo mismo ocurre con las líneas telefónicas de Cantv cuyos clientes de Guatire tienen códigos de área del municipio vecino.