• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Caracas se convirtió en una isla con el cierre de las vías principales

Caracas | Ernesto Morgado

Caracas | Ernesto Morgado

Era posible salir de la ciudad hacia Tazón y Los Teques, pero no se podía transitar en sentido contrario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Sabes que si sales no entras”, advirtió un guardia nacional en el Rincón del Taxista, en la avenida Sucre, a César Márquez. Él, que ha vivido toda su vida en la zona, necesitaba ayer a las 12:30 pm salir a trabajar. Para solucionar el problema tomó un mototaxi y se adentró en los llamados caminos verdes, ante el cierre de todas las intersecciones de ese sector de Catia.

Únicamente a pie era posible traspasar las barricadas que formaba la Policía Nacional en las inmediaciones de Miraflores. Lo mismo sucedía en las entradas al 23 de Enero, sólo que en esos sectores eran los colectivos y consejos comunales los que informaban que el tránsito estaba restringido.

Las avenidas Morán y El Atlántico, y las calles estrechas de La Pastora, Lídice, Manicomio, Ruperto Lugo y Altavista se convirtieron en la alternativa para quienes necesitaban entrar o salir de Catia y para las caravanas de motorizados, que intentaban acercarse lo más posible a uno de los puntos por los que pasaría el féretro con los restos del presidente Hugo Chávez.

A las 6:00 am comenzó la restricción de los accesos de Caracas. En el operativo participaron funcionarios de Tránsito Terrestre, Guardia Nacional y del Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia. Jorge Galindo, director de prensa del MIJ, dijo en Twitter que se cerró el acceso desde el kilómetro 27 de la Autopista Regional del Centro a la altura del Distribuidor de Charallave. Lo mismo que en la autopista Caracas-La Guaira, a la altura del comando de la Guardia Nacional, con sentido a Maiquetía.

Quienes más padecieron el cierre fueron los que necesitaban usar esa vía. Mariana Montiel hizo más de dos horas de cola en El Silencio, esperando que una unidad de transporte público la llevara a La Guaira. No podía posponer el viaje porque tenía una cita médica antes de someterse a una operación, pero en las horas que aguardó sólo ofrecieron el traslado unidades piratas que cobraban hasta 150 bolívares, por un servicio que en condiciones normales cuesta 15 bolívares. “Pude bajar a La Guaira porque conseguí la cola con unos amigos. Tuvimos que llegar hasta Gato Negro y tomar la carretera vieja”, afirmó.

Un fiscal de tránsito apostado en la Caracas-La Guaira aseguró al mediodía que la vía estaba abierta. El problema era llegar hasta ahí. Los mototaxistas ubicados en la salida de Altavista cobraban 200 bolívares por un traslado al aeropuerto y 150 bolívares para ir a cualquier otro punto de La Guaira. “Y eso porque somos panas”, dijo Freimer Pinilla, de la línea de mototaxis El Líder.

 

Autopista tomada. Desde el Distribuidor Metropolitano restringieron el paso por la autopista Francisco Fajardo. En ese punto los vehículos debían desviarse hacia la Cota Mil. Alrededor de las 3:00 pm, Protección Civil Sucre informó que se registraba fuerte tráfico en el área y recomendó a los conductores que intentaban entrar a Caracas que se desplazaran por Parque Caiza, Turumo, San Isidro, Universidad Santa María y La Dolorita.

En cada punto de entrada o salida de esa autopista se instalaron puntos de control que impedían el tránsito de vehículos. En los elevados, seguidores del Presidente esperaban el paso del cortejo fúnebre. Los carros podían incorporarse a la altura de Chuao y transitar en dirección este.

En El Valle era posible tomar la autopista y salir hacia Tazón o la Panamericana a Los Teques. Sin embargo, ningún carro podía circular en dirección a Caracas.


Vías libres

Otras avenidas de la ciudad como la Bolívar, Urdaneta, Libertador, México, Universidad, San Martín, Francisco de Miranda e Intercomunal de El Valle mostraron su mejor cara a los conductores y estuvieron libres de tráfico.

Las estaciones del Buscaracas permanecieron cerradas y cerca del mediodía, la vía exclusiva era utilizada por una caravana de seguidores del difunto presidente Chávez, que se dirigía hacia el 23 de Enero. “Es una locura que hayan trancado toda la ciudad”, opinó un conductor.