• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Caracas amaneció de carrera y bailó al ritmo del rock

Desde las 5:30 am los participantes caminaron desde varios sectores / AVS Photo Report

Desde las 5:30 am los participantes caminaron desde varios sectores / AVS Photo Report

 Desde las 5:30 am los participantes caminaron desde varios sectores de la ciudad para llegar a tiempo a la salida del evento 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1 La autopista Prados del Este, vía La Trinidad y a la altura del distribuidor de Santa Fe, está repleta de gente. En esos primeros 1.000 metros el paso es lento debido a la cantidad de corredores, que a su ritmo, van por delante. Sin embargo, desde ese punto se visualiza que aún hay personas que esperan su turno para salir del corral en el que fueron ubicados los participantes con el color morado.


2 En la entrada del distribuidor Alto Prado, diagonal al Magnun City Club, los corredores deben esquivar a las personas que van caminando o que van al ritmo de un trote suave. En la señalización del kilómetro 2 hay varios participantes tomándose fotos, mientras que en el otro extremo de la autopista pasan los competidores de la categoría elite. La ruta, a diferencia de los 2.000 metros anteriores, es plana.


3 Varios de los participantes que están disfrazados y que lucen pelucas, se paran a tomarse fotos con la primera banda de rock que toca en vivo en las adyacencias de la cancha de Tennis del distribuidor Alto Prado. Algunas personas bajan su ritmo en la subida que empalma con la Prados del Este, dirección Las Mercedes. Otros, aprovechan que la autopista está más despejada para hacer un buen tiempo.


4 Debajo del letrero del canal de contraflujo de la Prados del Este el paso está aún más despejado. En ese punto es más fácil ver el despliegue de funcionarios de la Policía Nacional, Polibaruta y de la Guardia Nacional que custodian el evento. En algunos extremos de la arteria vial hay personas que les hacen barra a los participantes. A esa altura otra banda de rock anima a los corredores.


5 El ruido de la caída de los vasos de cartón en el asfalto antecede la llegada al kilómetro 5. Varios participantes se tropiezan torpemente para hidratarse con sorbos de Gatorade. Más adelante, algunos se detienen para verse en la pantalla de televisión que Borocanfor colocó en ese punto. Gregoria Trejo luce uno de los disfraces más llamativos. Viste de negro. Shorts cortos, top de cuero y medias pantys de mallas, completan su combinación de rockera.


6 A la altura del centro comercial Paseo Las Mercedes los corredores se refrescan en una alcabala de Exacta de Shick que dispensa agua. No hay bandas en vivo, pero se escucha música electrónica. Algunos ciudadanos, solidarios con el evento deportivo, gritan desde algunos puntos: “Sí se puede”. Más adelante, la ruta pasa factura. Frente a la bomba de gasolina, la mayoría de los corredores recortan su pisada en la subida.


7 Pero la debilidad que incluso sintió el ganador de la Caracas Rock, Alexis Peña, antes de llegar al kilómetro 7 es compensada en la animación que Seven Up organizó en la llegada de los 7.000 metros. Mientras varios muchachos les gritan consignas de apoyo a los corredores, una DJ mezcla música electrónica sin parar. Más adelante, Energizer colocó un arco con varios ventiladores.


8 En la entrada de la Río de Janeiro hay varios representantes de Adidas animando a los corredores al ritmo de la samba. Desde allí se visualiza una mancha morada de participantes. Los mismos que más atrás estaban más dispersos, se unen en ese punto. El paso, por momentos, es más interrumpido. Pero varios optan por descansar antes de llegar a la meta.


9 La música venezolana está presente en el kilómetro 9. Frente a Farmatodo de Las Mercedes Harina Pan ubicó una tarima en la que una agrupación de tambores canta la canción “Nosotros vivimos bajo e’ la matica”. Unos metros más adelante el atleta Maickel Melamed va junto a su equipo rumbo a la meta. Varias personas se detienen a hacerle fotografías. Él no se distrae y sigue el camino.


10 8:05 am En los extremos de la Plaza Alfredo Sadel hay una multitud de personas que animan al resto de los corredores. Un señor repite varias veces que falta poco: “10 kilómetros no son nada. Ahora a trabajar por los 21k”, dice. Al pasar la barrera de la meta, un joven asegura sonriente que la carrera estuvo mejor que la del año pasado: “Ojalá todos los domingos sean así en Caracas”. Pero todos no cumplieron la meta con satisfacción. En las inmediaciones del Centro Comercial Tolón personal de Salud Baruta atiende a varios desmayados.











@Angelicalugob


alugo@el-nacional.com