• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

En Candelaria prendieron fuego a un Judas de cuatro cabezas

En Candelaria prendieron fuego a un Judas de cuatro cabezas

En Candelaria prendieron fuego a un Judas de cuatro cabezas

Como es tradición, el domingo de Resurrección las comunidades organizan la quema de un muñeco que representa a quien consideran que los traicionó, como el personaje bíblico lo hizo con Jesucristo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En pleno centro de Caracas, vecinos de Candelaria acompañados por integrantes del movimiento estudiantil, cumplieron la tradición de la quema de Judas utilizando un monigote de cuatro cabezas, que simbolizó a autoridades del ejecutivo nacional y municipal. El muñeco tenía los rostros del presidente Nicolás Maduro, el alcalde de Libertador Jorge Rodríguez, el diputado Diosdado Cabello y Miguel Rodríguez Torres, ministro de Interior Justicia y Paz.

Señalaron que ellos representan la pésima gestión gubernamental y la traición al pueblo. Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, explicó que esta tradición es una forma de como el pueblo rechaza a los gobernantes que con sus acciones castiga a los ciudadanos con problemas como la inseguridad escasez de alimentos o corrupción. “Quemamos a Maduro porque en su año de gestión ha encabezado un gobierno que ha devaluado la moneda, promovido la escasez y aumento del precio de los alimentos matando de hambre a la población. Sin contar los altos índices de inseguridad que mata más de 60 personas los fines de semana”, dijo.

Rojas también se refirió al alcalde de Libertador Jorge Rodríguez: “La que debería ser la ciudad cuna del turismo histórico y cultural predomina por los cientos de invasiones que son focos de violencias, altas cifras de homicidios y calles repletas de basura. Todo bajo la mirada negligente del alcalde que para colmo impide al ciudadano su legítimo derecho a la protesta”.

Rojas señaló al presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello como “protagonista de violaciones a la voluntad popular” y, a Rodríguez Torres como  ejecutor de “la brutal represión a manifestantes desde el 12 de febrero”.

Conan Quintana, secretario de la Federación de Centros de Estudiantes de la UPEL, fue el encargado de leer el testamento del Judas, que también forma parte de la tradición. “El movimiento estudiantil sabiendo de la responsabilidad que se tiene con el pueblo, y con nuestros estudiantes víctimas de la represión, torturas, abusos y detenciones por parte del régimen fascista, seguiremos sumando voluntades a nuestra causa. Las mismas mañas de gobierno anteriores, que tanto este régimen criticaba, hoy las pone en práctica”.